Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los caminos de Dios son digitales

Las misas de San Nicolás llegan a avilesinos que viven por media España y también en Francia, en Bélgica y en Arabia Saudí

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Lo de “los caminos inescrutables” sale en la Biblia; lo escribió San Pablo en una carta que dirigió a los romanos: “¡Oh profundidad de las riquezas, de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán incomprensibles son sus juicios e inescrutables sus caminos!” Dos mil años después, los hechos

Los caminos de Dios son digitales

“La historia de las retransmisiones de las misas de San Nicolás tiene como motivo el primer confinamiento. En aquellos días nos dimos cuenta de que muchas personas quisieron seguir conectadas con nosotros porque era una forma también de interrelacionarse, de saber unos de otros”, explica Alfonso López Menéndez, el párroco de la iglesia principal de la villa .

“Quedamos confinados, incomunicados, pero la gente tenía necesidad de saber cómo estaban unos y otros”, continúa. De ahí que el cura se hiciera con un trípode, clavara el “smartphone” y comenzara a decir misa, si no “urbi et orbe”, para medio mundo.

Las conexiones durante el primer confinamiento fueron de “doscientas o trescientas personas, aunque los domingos subía un poco más”, cuenta. El éxito de fieles llegó el Domingo de Ramos (más de mil quinientas reproducciones).

“Misas hay muchas, pero la de San Nicolás sólo es una”, recalca el cura cuando explica que los que se conectan “son avilesinos” perdidos por todo el mundo. “Es una manera de seguir al tanto de lo que sucede en Avilés. Nos piden que recemos por ellos y se sienten reconfortados cuando nos ven”, apunta el sacerdote.

López Menéndez continúa presidiendo eucaristías diarias ahora. “La media ha bajado, pero es normal, se puede salir a la calle, asistir en directo”, apunta. “Pero la atención la seguimos manteniendo para la gente mayor que no ha salido de casa y también para los que están fuera de la ciudad”, añade.

Imagen de una misa a través de Facebook

Los fieles avilesinos se organizan en el extranjero mediante grupos de Whatsapp. “Nos dicen que aunque no las ven en directo, se conectan después porque no les viene bien la hora”, apunta el cura. Las misas de San Nicolás se mantienen en el perfil de Facebook “unas horas” porque si no se hiciera limpieza “la gente mayor podría perderse”. Lo sabe bien López Menéndez que usa Facebook Live como San Pablo la pluma y la tinta, cuando todo empezó a ser inescrutable.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats