Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

preguntas clave

Un “tesoro” submarino en el cañón de Avilés

Los expertos prevén entregar ahora al Ministerio, con meses de retraso por el covid, la documentación sobre biodiversidad en la sima abisal

Científicos controlando los movimientos de la máquina “Rov Liropus 2000” durante una campaña de investigación en el sistema de cañones de Avilés. | R. Solís

Científicos controlando los movimientos de la máquina “Rov Liropus 2000” durante una campaña de investigación en el sistema de cañones de Avilés. | R. Solís

Del trabajo de campo –o de mar, en este caso– a los despachos: los científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) están ultimando una serie de informes que a partir del mes que viene recibirá el Ministerio para la Transición Ecológica y que definirán el borrador del futuro plan de gestión del sistema de cañones de Avilés, que se estima que estará listo hacia 2022. De todos los documentos en los que trabajan los expertos, hay uno que tiene especial interés para el sector pesquero asturiano, ya que analiza el impacto de la pesca en la gran sima abisal avilesina, con abundancia de especies de alto valor comercial. Sin embargo, este estudio será el último que verá la luz, en el verano de 2021, junto a otro dedicado a los hábitats. “Los primeros informes que se presentarán son los relacionados con la biodiversidad y la geomorfología”, avanzó Francisco Sánchez, investigador del IEO de Santander, centro que lidera el estudio del sistema de cañones de Avilés y responsable del proyecto Indemares-Avilés. Ambos documentos se presentarán antes de que acabe el año, con retraso respecto a la fecha prevista debido, en parte, a la pandemia por el nuevo coronaviurs.

En el estudio sobre biodiversidad, los expertos han analizado las especies que habitan en la sima abisal. Grandes extensiones de arrecifes de coral, incluso negro, esponjas, y estrellas de mar gigantes con hasta diez brazos son algunas de las especies descubiertas a una profundidad de entre 200 y 1.300 metros a siete millas de la costa de Avilés. La ficha elaborada en su momento por los responsables del proyecto Life+Indemares presenta la sima abisal avilesina como un «gigante cañón submarino que constituye uno de los ecosistemas más extraordinarios de la plataforma del mar Cantábrico, donde se encuentran hábitats esenciales para los reproductores de importantes especies de interés comercial como la merluza y el rape (pixín), que soportan las pesquerías en los caladeros situados en la plataforma circundante».

Los investigadores inciden en que el litoral asturiano concentra la mayor biodiversidad de cetáceos del Cantábrico, siendo las especies más abundantes los delfines común, listado y mular y el calderón común. Las principales poblaciones habitan en las profundidades del cañón de Avilés, donde comparten hábitat con el emblemático calamar gigante. Pero no solo eso: un proyecto y cinco campañas de investigación han permitido a los científicos inventariar más de 1.380 especies pertenecientes a 15 grupos zoológicos; algunas de ellas muy vulnerables, como los ya citados corales, las esponjas y los tiburones de profundidad. Han hallado, además, auténticos arrecifes de coral de profundidad y los expertos estiman que más de veinte de las especies recolectadas pueden ser nuevas para la ciencia, como avanzó este diario.

Especies únicas

De estas especies únicas del Cañón de Avilés, poco se sabe por el momento. Nueve de ellas pertenecen al grupo de los crustáceos. Los científicos también descubrieron posibles nuevas especies de esponjas carnívoras, individuos de pequeño tamaño, erectos y provistos de un pedúnculo. En el intrincado complejo de cañones –formado por los bautizados Avilés, La Gaviera y El Corviro– también existen esponjas nidos y de cristal, estas últimas bioconstructoras de arrecifes que proporcionan un hábitat vital para muchas otras especies de invertebrados y peces.

El segundo estudio que presentarán antes de fin de año los científicos del IEO es un cartografiado de gran sima abisal, que a sólo siete millas de la costa avilesina alcanza los 4.750 metros de profundidad. Las imágenes preliminares del mapa submarino dan idea de un relieve muy semejante al que tendría una cordillera terrestre, pero bajo el mar, como avanzó meses atrás este diario.

El tercer informe llegará en verano. Entonces se presentarán las conclusiones que permitirán dar con la fórmula magistral que garantice la protección de los hábitats y la sostenibilidad de las actividades socioeconómicas que se realizan en la zona del cañón de Avilés, considerado la gran reserva pesquera de Asturias y uno de los mayores viveros de peces de Europa dadas sus condiciones ideales para la reproducción de un sinfín de especies. En esa zona se estima que faenan casi 300 barcos.

Trabajos científicos

  1. Biodiversidad . Los científicos presentarán antes de que finalice el año un análisis de las especies que habitan en la sima abisal, algunas desconocidas, como nuevas esponjas carnívoras.
  2. Cartografiado. Las imágenes preliminares del mapa submarino dan idea de un relieve muy semejante al que tendría una cordillera terrestre, según los expertos.
  3. Pesquerías. El objetivo final del trabajo es dar con la fórmula que permita conservar el cañón de Avilés y mantener la actividad socioeconómica que se realiza en la zona.

Preguntas clave

Un “tesoro” submarino

¿Qué se conoce como el sistema de cañones de Avilés?

El cañón de Avilés, junto con los cañones de El Corviro y de La Gaviera, conforma un sistema de cañones submarinos situado al norte de la costa asturiana. Este sistema parte de la plataforma continental a una profundidad de 140 metros en forma de tres grandes cañones y más de 12 cañones tributarios que se unen para desembocar en la llanura abisal del golfo de Vizcaya.

¿Por qué merece protección?

La biodiversidad en estos cañones submarinos es muy elevada y se han inventariado hasta la fecha más de 1.300 especies sobre el fondo (sin incluir las pelágicas), algunas de ellas muy vulnerables, como son los corales, las esponjas y los tiburones de profundidad, y que se encuentran incluidas en diversas normativas de protección, si bien ocupan generalmente aguas muy profundas.

¿Qué especies de valor comercial habitan en el cañón de Avilés?

La merluza, la bacaladilla, los rapes, los gallos, la cigala, el jurel, la caballa y la brótola de fango, entre otras muchas. En el cañón de Avilés se estima que faenan alrededor de 280 pesqueros asturianos actualmente.

Compartir el artículo

stats