Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trabajo expedienta a Alu Ibérica por no dar tarea “efectiva” en Avilés

La aluminera redujo este fin de semana su producción “a casi nada” y ayer la detuvo porque “se había acabado el argón”

Un camión sale de las instalaciones de Alu Ibérica. | Ricardo Solís

Un camión sale de las instalaciones de Alu Ibérica. | Ricardo Solís

La Inspección de Trabajo ha abierto un expediente contra la empresa Alu Ibérica (la antigua Alcoa) tras haber practicado “actuaciones de comprobación en relación con la falta de ocupación efectiva en el centro de trabajo” de San Balandrán. Es decir, que la autoridad laboral ha constatado que la organización de las tareas no es acorde a la categoría de los empleados.

La empresa ha decidido abandonar la idea de volver a producir aluminio puro, que es el que se fabrica en las series electrolíticas. Allí tiene destinado a buena parte del personal de la compañía.

Los miembros del comité de empresa han denunciado en multitud de ocasiones que la empresa ha ordenado pintar las vallas perimetrales, limpiar baños, segar las zonas verdes, tareas todas ellas que combina con cursos de formación como el aprendizaje del uso de una desbrozadora. Y es que considera que hacer aluminio primario en Europa “ya no es negocio”.

En paralelo a esta constatación de “falta de ocupación efectiva” , los trabajadores han denunciado “el desmantelamiento” de la compañía”. Y es que han empezado a salir camiones de la fábrica cargados con barras catódicas (imprescindibles para el proceso electrolítico). Respecto a la producción en los hornos, los trabajadores denuncian que este fin de semana se redujo la operación “a casi nada” y que ayer se paró “porque se había acabado el argón”.

La deuda de Riesgo se cobra una víctima colateral: un ERTE en Jofrasa

La empresa auxiliar Jofrasa ha comunicado a los trabajadores que atienden el servicio de limpieza de Alu Ibérica en Avilés y en La Coruña que es necesario comenzar a negociar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) porque Riesgo no abona sus deudas (más de 470.000 euros entre las dos plantas; la propia Jofrasa señala por carta que esta cantidad se produce por “reiterados impagos que se vienen produciendo desde los primeros meses de 2020”). Esta es la primera víctima colateral de la crisis del aluminio en la comarca. La pretensión de la auxiliar es que los contratos de los afectados por el impago de la entidad comercial que dirige David Domenech queden suspendidos “en tanto que se resuelve su posible recolocación o subrogación en otra empresa”. La marcha de los trabajadores de la auxiliar avilesina (media docena) deja un servicio sin atender. En el comité de Alu Ibérica alertan sobre el peligro “de la ausencia de limpieza” en tiempos del covid.

Compartir el artículo

stats