El comité de empresa de Konecta asegura que hay un brote de seis personas infectadas por covid en sus instalaciones avilesinas. Este hecho se lo van a comunicar a la Inspección de Trabajo porque consideran que la dirección de la empresa está escurriendo el bulto sobre los pasos que hay que dar para garantizar la seguridad sanitaria de su plantilla. “Estamos consultando a los abogados si es posible presentar una querella criminal”, destacó Ana Bayón, que es representante de la Corriente Sindical de Izquierdas (CSI), que aclaró: “En esto estamos todos de acuerdo: estamos ante un problema se salud pública que puede afectarnos a todos”. El plenario del comité está compuesto por representantes de CTIK, CC OO, USO, UGT y CSI.

La empresa tecnológica cuenta con una nómina de 136 personas. Son 32 las que realizan sus tareas de manera presencial. “La primera mascarilla –una FFP2– nos la dieron el día 24 de octubre; después, ninguna más”, apunta Bayón. Sin embargo, señala, “el trabajo se está haciendo sin seguridad... y la empresa lo consiente”, añade.“Se puede hablar con las mascarillas: los sanitarios trabajan con EPI’s”, aclara la sindicalista. En este contexto, es donde se ha producido el brote.

“El primer caso lo conocimos el miércoles de la semana pasada. Resulta que la empresa no envió a sus contactos más estrechos de cuarentena a casa. El delegado de salud realizó las medidas pertinentes de separación entre los puestos y descubrimos que no llegan a dos metros, que es lo que había ordenado la inspección de Trabajo después de la última visita”, apostilla Bayón. “Este lunes supimos de tres casos más y extraoficialmente supimos de un quinto. Nos dicen entonces que el servicio de Prevención se va a poner en contacto con los trabajadores”, continúa su relato. “Pero no han hecho PCR a los contactos estrechos, que son todos los demás que trabajan de manera presencial”, se lamenta la sindicalista que reconoce, sin embargo, que ayer miércoles se produjo la desinfección de las instalaciones (una semana después de que se conociera el primer caso).