El artista Carlos Suárez ha ideado una pieza artística para completar el Espacio de memoria del cementerio de La Carriona. La ha denominado “Losa del tiempo” y lo define como un “contramonumento” por el hecho de huir de ideas triunfalistas y recordar a las víctimas de la represión franquista. “Optamos por generar un espacio de memoria, un lugar que invite a la reflexión”, señala Suárez, que habla en plural para referirse al historiador y especialista en memoria histórica Pablo Martínez Corral, quien aportó la documentación que le sirvió de inspiración y al comisario artístico Jaime Luis Martín. “Es un lugar necesario que aporta luz a una etapa sombría, será visitable e invita a dialogar con un pasado doloroso para que no se vuelva a repetir”, señaló la edil de Cultura, Yolanda Alonso, sobre la instalación que, según el comisario de la obra, “servirá para que cada visitante encuentre un motivo de recuerdo de los que quedaron silenciados y olvidados”.

Corral destacó la importancia de la pieza para recordar a los “sin nombre”, los enterrados en fosas, a los muertos en la batalla del Cimero (Grullos) e invitar a reflexionar sobre un pasado que sirva para “dialogar, aprender y avanzar”.

La pieza es de acero corten y se eleva sobre una fosa llena de sillas agolpadas y derribadas “que recuerdan a los ausentes y dialogan con otras situadas al frente, que son las sillas de los presentes”. El proyecto irá acompañado de una página web, será visitable y transitable y quien quiera podrá sentarse a reflexionar sobre la represión franquista ante la “Losa del tiempo”.