Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jorge Suárez García | Alcalde de Gozón

“Ojalá tuviéramos recursos para ayudar a quienes lo pasan mal desde marzo”

“Ningún Ayuntamiento del entorno formula las cuentas como Gozón: tenemos que presupuestar 1,3 millones de deuda y tomarlo como base”

Jorge Suárez, durante la entrevista.

Jorge Suárez, durante la entrevista. Mara Villamuza

Jorge Suárez García es alcalde de Gozón por el PSOE. Gobierna con mayoría absoluta en el municipio y la pasada semana su partido aprobó el presupuesto municipal para 2021 sin contar con el apoyo de ninguno de los grupos de la oposición: el PP se abstuvo e IU y las ediles no adscritas votaron en contra.

–El presupuesto salió adelante, pero sin unanimidad como en Corvera, donde también hay una mayoría absoluta del PSOE.

–Me hubiese gustado aprobarlo por unanimidad, y también estar como Corvera.

–Explíquese.

–El presupuesto de Gozón siempre se elabora teniendo como base el pago de la deuda; no hay ningún Ayuntamiento así de condicionado en nuestro entorno. Tenemos que presupuestar 1,3 millones de deuda y, además, hacer frente al último pago de las expropiaciones de Balbín. Y este año, al menos, podremos pedir un crédito para inversiones porque se congeló la regla de gasto. Lo aprovechamos, claro. Pediremos 1,5 millones para avanzar en el complejo deportivo de Balbín. Es el primer crédito que podemos pedir desde que soy Alcalde sin tener que destinarlo a pagar deuda.

–¿Cuándo se acabará esa deuda?

–En 2015 cifraba la deuda en 15 millones y me quedé corto. Había una deuda financiera de 9,3 millones y 7,1 eran de facturas sin pagar de los mandatos del PP. Esos 7,1 comenzamos a amortizarlos en 2016. La deuda se extinguirá en 2023, en mayo, con las próximas elecciones. Quien gobierne tendrá un millón de euros en el presupuesto y no será para pagar pufos anteriores. Aparte del pago de las expropiaciones de Balbín, está pendiente el proceso abierto con Asturagua.

–¿En qué estado se encuentra ese proceso?

–Está “sub iudice”, vinculado al “caso Pokémon”. Por tanto, hasta que no se resuelva el proceso penal... Espero que nos den la razón.

–Volviendo a las cuentas, ¿cómo se equilibra un presupuesto con esa deuda?

–No podemos bajar impuestos, ni los subimos. No podemos subir los tipos ni las tasas, ni tocar una décima. Lo que sube es el IBI, pero es por la revisión catastral de 2013 ya que los valores se están actualizando. ¿Qué cómo lo hacemos?, pues con poco gasto y mucha austeridad.

–A grandes rasgos, ¿cómo es el presupuesto?

–Optimista pese a todo. Eso sí, miramos los ingresos y gastos y bajamos a la realidad del día a día para ver si lo presupuestado está llegando y, así, vamos invirtiendo.

–Con la pandemia, ¿qué relevancia tienen las políticas sociales en las cuentas?

–Desde marzo aplicamos todas las medidas que nos permiten, como ayudas a hosteleros y comercios, a los que exoneramos del pago por las terrazas, igual que a los puestos del mercadillo. Esas medidas ya supusieron una caída de ingresos de 50.000 euros. Aún así aumentamos becas de comedor escolar. Llegamos hasta donde podemos. No recibimos ninguna ayuda de otras administraciones para nada. Se plantean ayudas a hosteleros, pero ¿y los trabajadores por cuenta ajena que pierden el empleo? ¿Quién ayuda a esa gente? En Gozón tenemos 600 desempleados. El Principado y la Administración deben desarrollar políticas de empleo, ojalá tuviéramos recursos para dar más ayudas, pero es que cada uno solo puede hacerlo según sus posibilidades.

–¿Habrá ayudas directas como en otros municipios a hosteleros y comercios?

–No tenemos recursos, entiendo que esas ayudas las deben aportar otras administraciones. No obstante, podríamos plantearlas si la situación se alarga. La caída de ingresos es importante y aún así damos becas de comedor y a estudiantes, que también son ayudas a familias. Ya me gustaría poder ayudar a los que lo llevan pasando mal desde marzo y los que ya estaban mal, a esas personas que viven en una situación dramática desde hace años.

–¿Qué inversiones contempla el presupuesto?

–Gracias al crédito vamos a invertir en instalaciones deportivas y para finalizar 2021 tendremos unas instalaciones que no se parecerán en nada a las que había. Invertiremos 250.000 euros para la red de abastecimiento de aguas y comenzaremos en Perdones. Habrá además un millón y medio en inversiones de la red de aguas, habrá mejora de vías públicas porque hay algunas que están muy mal y no se corresponden con una villa turística del siglo XXI.

–Y a todo esto se suma la situación inestable que vive la planta aluminera de Alu Ibérica. ¿En ese proceso cuánto ha dejado de ingresar el Ayuntamiento?

–Hay una caída de unos 300.000 euros. La electrolisis dejó de funcionar pero hay otros conceptos como el consumo de gas que tiene efecto compensatorio y hace que el impacto en las cuentas sea menor. Parece que todo nos sale al revés, Gozón está gafado porque Alcoa era la empresa que más aportaba al presupuesto. Al menos también tenemos otra empresa en Gozón de la que estar orgullosos que es Aleastur, por su tecnología y por dar 200 puestos de trabajo dignos.

–¿Hay posibilidad de atraer nuevas empresas y ampliar el capítulo de ingresos del presupuesto?

–Tenemos falta de suelo industrial para atraer, por ejemplo, a empresas tecnológicas y considero que el polígono Rassé sería un terreno ideal, pero es algo que aún tenemos que desbloquear, es una de las tareas pendientes del Plan General, que es un desastre: hemos pasado muchas horas para deshacer ese tipo de cuestiones y sí, hay que tener todo listo en ese polígono para atraer empresas.

–¿Se puede hablar de Gozón sin mirar al pasado?

–El pasado es nuestro presente: la deuda la estamos sufriendo y con el PGOU estamos teniendo ahora dificultades. El que gobierne en 2023 que sepa que va a tener un millón de euros más, pero ahora la situación es la que es.

Compartir el artículo

stats