El Ayuntamiento de Avilés, a través de uno de los grupos del proyecto “Participa Joven”, ha decidido testar el estado de la salud mental de los jóvenes del municipio tras la pandemia. Para ello han abierto una encuesta anónima, que se puede completar de forma online y está dirigida a avilesinos entre 12 y 30 años.

Los expertos señalan que el estrés, el miedo y la incertidumbre que genera la actual crisis sanitaria por covid-19 pueden desgastar a cualquiera, pero para los niños y adolescentes puede resultar aún más devastadores emocionalmente. Por este motivo, el Ayuntamiento se ha propuesto avanzar en este sentido con el objetivo de analizar la respuesta de los servicios públicos de salud, así como conocer en qué medida la crisis del nuevo coronavirus está afectando al bienestar emocional de los jóvenes con edades inferiores a los 30 años.

En la encuesta, abierta hasta el 10 de diciembre en un formulario Google se plantea a los chavales si consideran que la pandemia haya afectado a su bienestar emocional o a algún problema psicológico que sufrieran con anterioridad como ansiedad o depresión.

Las respuestas, de carácter siempre anónimo, permitirán al grupo de “Participa Joven” sacar conclusiones y continuar una investigación cualitativa con personas expertas y responsables en la toma de decisiones, con el fin de revisar la situación de la atención terapéutica en los servicios públicos de salud.

Desde el grupo impulsor se anima a avilesinos en la franja de edad entre 12 y 30 años a responder a esta sencilla encuesta que, a su modo de ver, “permitirá obtener datos sobre una cuestión que preocupa a una gran parte de la sociedad joven avilesina”.

El cuestionario trata de obtener información también acerca de si los chavales han acudido de forma reciente al psicólogo o tienen alguna cita próxima, si consideran que sus problemas se menosprecian, y qué podría hacer la Administración por mejorar la salud mental de los avilesinos que se encuentran en la etapa adolescente y juvenil.

Cuestionario. A través de una encuesta anónima en la que se pregunta a los chavales si creen que sus problemas se ningunean, se trata de evaluar cómo afrontan la pandemia los jóvenes del municipio.

Diagnóstico. La investigación cualitativa una vez obtenidos los datos (el cuestionario está abierto hasta el 10 de diciembre) se pondrá en manos de expertos para saber sobre cómo abordar la atención terapéutica de los chavales.