DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Isidro Fernández logra su anhelo: donar su cuerpo a la ciencia

El fundador de Rey Silo cumple la voluntad de su progenitor, fallecido a los 87 años

Pie de fotoxsad asdasdasd asdasdasdasd asdas dasdasd xxxxxx. | firma

Pie de fotoxsad asdasdasd asdasdasdasd asdas dasdasd xxxxxx. | firma

“Nunca hice nada por la ciencia y cuando me muera quiero donarle mi cuerpo”. Fue la petición que le hizo hace años Isidro Fernández Díaz a su hijo, el periodista Pascual Cabaño y fundador de rey Silo Queso, y su voluntad se cumplió. Isidro Fernández nació en Viescas (Illas) en 1933 y falleció el pasado 2 de diciembre rodeado de su mujer, Mª Pilar López (Maruja la Cabaña) y de sus hijos, los gemelos Belén y Manolo, Pascual y Paco Fernández que fue durante muchos años juez de línea de Primera División.

“Mi padre estudio en la Escuela de Artes y Oficios, era muy habilidoso, se construyó un Seat 600. Mi madre es de Grado y cuando se casaron se quedaron a vivir allí. Vinieron a Avilés en 1977 porque mi padre trabaja en Ensidesa, empresa en la que se jubiló”, relata Pascual Cabaño. “Era muy trabajador y bromista y respetamos su voluntad”, añade. “Hace años cuando me ayudaba a construir mi casa en La Cangueta me espetó que quería hacer algo por la ciencia donando su cuerpo cuando muriera y así fue después de que le hicieran la prueba del covid-19 cuando murió”.

Compartir el artículo

stats