El accidente que sufrió el pasado domingo José Antonio Suárez, “Cohete”, subcampeón de España de rallies, en la carretera de Soto del Barco a Pravia ha vuelto a sembrar la alarma entre los usuarios. El tramo de la carretera AS-16 entre Soto del Barco y Pravia, es de apenas 8 kilómetros de longitud pero acoge una gran densidad de tráfico y en ella se han producido más accidentes de lo deseado. Según fuentes de la Guardia Civil de Oviedo, un turismo, un Opel Corsa, fue el que impactó contra el Ferrari de Suárez “Cohete” en la carretera de Pravia a Soto del Barco, a la altura de La Imera, un “punto negro” para el que los usuarios piden solución.

“La carretera de Soto del Barco a Pravia tiene un tráfico muy denso, unos 10.000 vehículos diarios, pero por lo general está bien. En La Imera es una incorporación de una carretera local a la AS-16”, señaló ayer el alcalde de Soto del Barco, Jaime Menéndez Corrales. “Desde el Ayuntamiento trasladaremos al Principado las quejas de los usuarios, pero es un carretera donde va a ser difícil actuar o variar el trazado porque está constreñida entre la vía de Feve y el río Nalón”, manifestó el Alcalde.

El piloto praviano “Cohete” Suárez se hacía eco de la peligrosidad del accidente en sus redes sociales el mismo domingo. “Decir que la zona es un punto negro en el que habitualmente hay accidentes, que en el pasado tuvimos que lamentar fallecimientos y espero que las autoridades tomen medidas sobre ello y que acondicionen la incorporación a la carretera principal de una mejor forma”. La vía es también muy utilizada por ciclistas. “Es una carretera peligrosa: hay mucho tráfico, el firme está en mal estado y no hay arcenes. Los ciclistas lo tenemos negro, hay que ir con mucho cuidado”, sostiene Carlos Pérez.