Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado se adelanta a otras regiones en el control del covid en los barcos pesqueros

Los armadores de barcos de altura podrán hacer test a los marineros de forma voluntaria

El enfermero Alberto Alonso toma una muestra nasal al pescador Pablo Rodríguez.

El enfermero Alberto Alonso toma una muestra nasal al pescador Pablo Rodríguez. A. F.

Las negociaciones llevadas a cabo durante las últimas semanas por la dirección general de Pesca Marítima con el Servicio de Salud del Principado (Sespa) para hacer posible el control de la epidemia de covid en el sector pesquero ha dado como resultado, de forma pionera en España, la aprobación de un protocolo sanitario en virtud del cual se harán pruebas PCR a determinadas tripulaciones y siempre con carácter voluntario.

En principio, los pescadores que podrán hacerse las pruebas son solo los enrolados en los barcos que pescan en aguas comunitarias, profesionales que pasan embarcados entre una y dos semanas. Para la flota de bajura –barcos que salen a la mar y entran a puerto en el mismo día– se entiende que la realización de las pruebas no aporta ningún tipo de seguridad extra. En cambio, las tripulaciones de barcos de altura sí que obtendrán beneficios de la realizaciones de test de covid: una vez verificado que los marineros a bordo de un barco están “limpios”, tendrán la tranquilidad de saber que no se pueden infectar mientras estén navegando. Más aún, si cuando regresan a puerto para descargar los marineros no bajan a tierra y zarpan de nuevo a las pocas horas, esa tranquilidad de no estar contagiados se extenderá por dos semanas más.

Las demanda del sector para que se realizasen las pruebas PCR partió del armador comunitario Guillermo Busto, que como ha informado este diario lleva meses empeñado en dar forma al protocolo anticovid que ahora se convierte en realidad. La persistencia de Guillermo Busto enviando peticiones y solicitudes a diferentes organismos públicos acabó dando fruto.

“Lo mismo que en su día critiqué que los pescadores estábamos abandonados a nuestra suerte en materia de covid, quiero reconocer la positiva respuesta que ha dado la secretaría general de Pesca del Principado personificada en su director, Kiko González; no así el Instituto Social de la Marina, que debería haber sido el organismo más interesado en hacer realidad el protocolo anticovid pues su obligación es velar por nuestra salud y más que poner excusas no ha hecho”, declaró Guillermo Busto.

Compartir el artículo

stats