El anteproyecto de presupuestos del Ayuntamiento de Avilés para 2021 que negocian estos días gobierno local y oposición “tiene una capacidad inversora sin precedentes” gracias a la supresión del techo de gasto, destacó ayer la alcaldesa Mariví Monteserín, quien aspira a lograr “el mayor acuerdo” en la aprobación de las cuentas municipales “para afrontar juntos esta situación tan difícil”.

El anteproyecto de las cuentas está valorado en 73,2 millones de euros, un 3% más respecto a 2020, y con inversiones por 3,5 millones, a las que se suman otras 34 inversiones previstas que ascienden a 6,1 millones. Las medidas sociales y económicas frente al covid-19 están valoradas en 10,9 millones. “Una administración diligente tiene que tener un presupuesto, no se puede renunciar a cuestiones prioritarias en un momento tan complejo”, dijo Monteserín en una entrevista a la Ser.