Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Ni revisión de plan, ni nada; que digan cuánto van a invertir”, reclama el comité de Alu Ibérica

José Gil Fernández Pulpeiro, exdirector de Alcoa en La Coruña, deja de asesorar a Grupo Industrial Riesgo “por razones personales y profesionales”

Trabajadores de Alu Ibérica delante del palacio de la Presidencia del Principado

Trabajadores de Alu Ibérica delante del palacio de la Presidencia del Principado Miki López

La contratación de la consultora norteamericana FTI Consulting por Grupo Industrial Riesgo, desvelada ayer por LA NUEVA ESPAÑA, ha causado incredulidad entre los miembros del comité de empresa de Alu Ibérica en Avilés. Y es que dicen desconocer “por qué los han contratado, ni por cuánto tiempo, ni para qué”. La empresa dijo que para revisar su plan industrial. “Ni revisión, ni nada, que digan cuánto van a invertir”, reclamó José Manuel Gómez de la Uz, el presidente del órgano de representación de trabajadores de la aluminera en San Balandrán.

“Creemos que Alu Ibérica y el Principado se encuentran en un momento clave para sentar las bases de un proyecto industrial de futuro capaz de asegurar la producción y el empleo. Hace falta tecnología, inversiones y procesos eficientes, y todo ello está reflejado en el Plan Industrial que hemos diseñado y que ahora se está sometiendo a un riguroso escrutinio independiente. Cuando en el próximo mes presentemos la validación a las administraciones, a los trabajadores y a la sociedad asturiana, confiamos en conseguir su respaldo para crear en el Principado el mayor polo de producción de aluminio circular del sur de Europa”, señaló ayer David Domenech, el director general de Alu Ibérica, por medio de una nota de prensa.

En esa misma comunicación, Grupo Riesgo señala que por petición propia a FTI Consulting, quieren contar con el comité de empresa cuando “se inicie la fase de estudio de los aspectos organizativos relacionados con el nuevo Plan Industrial”. Los aludidos sólo saben de la convocatoria de una reunión esta semana, pero dado el historial de malas relaciones entre las dos partes (Alu Ibérica sancionó a tres trabajadores por hablar con la Inspectora de Trabajo y abrió cuatro actas contradictorias a cuatro miembros del comité por concentrarse en la calle) el encuentro es posible que no tenga lugar.

Los trabajadores no entienden las razones de la contratación de FTI Consulting “teniendo en cuenta lo que les cuesta pagar a tiempo lo que deben”. Y sólo ponen sobre la mesa la fecha del 4 de febrero (para entonces está fechada una vista en los Juzgados Centrales, en la Audiencia Nacional, para determinar si Alcoa, Parter y Riesgo acordaron una operación de compraventa en detrimento de los trabajadores”. Por otra parte, José Gil Fernández Pulpeiro, quien fuera director de Alcoa La Coruña hasta el día anterior a la venta, deja de asesorar a Riesgo en materia aluminera “por razones personales y profesionales”. Fue el experto aluminero de un grupo nuevo en el sector.

Compartir el artículo

stats