Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia impulsa la venta del vehículo usado en la comarca aunque a ritmo lento

“Los coches cada vez van a envejecer más”, auguran en los talleres avilesinos, cuya clientela apura reparaciones frente a la sustitución por uno nuevo

Vehículos estacionados en el Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA).

Vehículos estacionados en el Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA). J. Rus

“Vienen curvas”. Así resumen en los concesionarios locales las perspectivas, nada halagüeñas, con las que se presenta 2021 para el sector automovilístico. Hasta septiembre pasado, España lideró la caída de matriculaciones de coches nuevos en la Unión Europea. Nada nuevo si el enfoque se orienta hacia el mercado en clave avilesina. Jorge Lozano, gerente del grupo Adasa, concesionario oficial de Peugeot en la comarca, sostiene que el mercado “está cayendo estrepitosamente”. Cifras cantan: “los datos que nos llegan señalan que en torno al 60% este mes de enero”, señala al tiempo que reconoce que en el departamento de taller las cosas “están funcionando”, pero también con previsiones de ir hacia negativo.

Sin movilidad de la población, con cierres perimetrales activos en buena parte del anillo del área central de Asturias, ahora mismo “estamos aguantando por el trabajo pendiente”, asegura Lozano, quien estima en un 50% la pérdida de clientes en el taller por los cierres de fronteras entre municipios. El panorama desfavorable en la cuenta de resultados de la empresa apunta hacia el ERTE “en una o dos semanas”, concluye si no revierte la tendencia actual . La compra de vehículos kilómetro cero y de ocasión podría invitar al optimismo. Ahora mismo, subraya Marcos Camblor, de Talleres Camblor, podría decirse que es lo que sostiene el negocio. “La venta de coches nuevos está muy fastidiada; lo que sale, y poco, es usado”, remata. A su juicio, esta realidad lleva a que muchos clientes opten por aplazar el momento de la compra del coche nuevo. Se apuran revisiones y reparaciones “in extremis”, lo que deriva en que “los vehículos cada vez van a envejecer más”, dice Marcos Camblor, “y eso que ya estamos en una media de 12,8 años”. En su caso, casi en la frontera entre concejos, los últimos días se han dedicado, en buena medida, a posponer o planificar nuevas citas con los clientes “por correo electrónico, todo por correo electrónico”, enfatiza.

Según los datos que maneja la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvan), “el mercado de ocasión se está comportando mejor que el de nuevos”, y mientras las matriculaciones bajaron el pasado verano en torno a un 10% con respecto a ejercicios precedentes, las caídas fueron generalizadas –y más abultadas– durante los meses del Estado de alarma. Eso sí, la estadística que maneja la misma asociación indica que las ventas de segunda mano crecieron un 16%.

Un 37% menos de matriculaciones en un año

En Avilés se matricularon un 37% menos de vehículos el año pasado con respecto a 2019: en cifras absolutas fueron 760 turismos menos, lo que supone una merma en los ingresos de los concesionarios locales y empresas del sector de automoción. Si bien diciembre no fue el mes de la caída más acusada (se vendieron 15 turismo más que el mismo mes del año anterior), la evolución del pasado ejercicio arroja un clara curvas descendente que no se registraba en Avilés desde hace años. Por meses, abril fue el que arrojó peores resultados (apenas un puñado de matriculaciones) frente a los 170 vehículos vendidos en el mes de julio (el mejor de la serie anual), los 150 del mes de agosto o el cierre de año, con 134 en un diciembre donde los concesionarios se dieron un respiro, aunque sin aliviar la caída general del ejercicio. Las motocicletas son otro de los medios de automoción favoritos de los avilesino, no en vano, solo en 2020 se matricularon 22 unidades más que a lo largo del año anterior.

Compartir el artículo

stats