Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Llega tarde”, dice el AMPA del Palacio Valdés sobre el cierre temporal por covid

Avilés cuenta con casi de la mitad de los alumnos confinados de Asturias: solo tres centros suman 700 de los 1.799 de toda la región

Palacio valdés, uno de los centros sin clases presenciales. Un hombre pasea por el entorno del colegio del Carbayedo.

Palacio valdés, uno de los centros sin clases presenciales. Un hombre pasea por el entorno del colegio del Carbayedo.

La decisión de suspender las clases presenciales, al menos, en el colegio Palacio Valdés “llega tarde” tal y como evolucionaban el número de contagios de covid en el centro de Primaria del Carbayedo. Lo manifiesta el AMPA del centro. Las familias dejaron claro, además, que pese a la tardanza de las consejerías de Sanidad y Educación en acordar el cierre temporal del colegio, “la decisión es la acertada” aunque vuelva a dejar a la luz los problemas de conciliación laboral y personal que tienen algunas familias que “se ven obligadas a dejar a sus hijos con los abuelos con el peligro que ello conlleva”. La directora del colegio de Sabugo, Carmen Rodríguez, manifestó que su centro tendrá diez días de clases telemáticas con sus 200 alumnos y que los positivos en covid “tienen sintomatología leve o son asintomáticos”.

Algo similar manifestó Ana López, directora del IES Menéndez Pidal, donde también han sido clausuradas las clases presenciales en los ciclos formativos. Solo en estos tres centros de Avilés hay registrados setecientos alumnos, una cifra considerable si se tiene en cuenta que en Asturias son 1.799 los alumnos que reciben, actualmente, clases online desde sus casas. Es decir, que casi la mitad del alumnado confinado es avilesino. Solo en la tercera ciudad asturiana hay 22 centros educativos que registraron algún tipo de incidencia vinculada al covid durante la última semana y esa cifra se amplía a 37 –dos más que Oviedo– si se incluye a los concejos de la comarca, donde resalta la Sagrada Familia de Las Vegas, también cerrada temporalmente, por un brote que ha requerido la realización de un cribado extraordinario. En Corvera, hay cinco centros afectados; en Castrillón, seis; en Gozón, tres y en Soto del Barco, uno.

La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, alertó de esta situación y advirtió que el comportamiento y la evolución del virus en la ciudad “es preocupante” en las últimas semanas. “No nos consta que vaya a haber más suspensiones de clases presenciales en otros centros de la ciudad, no hay previsiones, hay que analizar la evolución de los próximos días”, manifestó la regidora, quien garantizó que los centros están impartiendo clases telemáticas durante sus respectivos confinamientos para contener el virus. “Hay que protegerse y autoconfinarse lo máximo posible”, señaló.

En el día de ayer, el Ayuntamiento de Avilés y el Principado han iniciado los trámites para desarrollar un nuevo proyecto educativo en Jardín de Cantos que “garantizará la enseñanza pública integral” en el barrio “gracias al aprovechamiento de las instalaciones en torno al edificio que alberga el colegio Virgen de las Mareas y será la sede del Centro de Formación Profesional del Deporte (CIFP).

Plan en Jardín de Cantos

El plan comenzará el próximo curso educativo. Monteserín destacó que se trata de un proyecto “innovador tanto en lo pedagógico, basado en el aprendizaje por proyectos, como en lo social, y acorde e imbricada con el entorno social en el que se encuentra”.

El proyecto se desarrollará en tres edificios que componen las instalaciones de este entorno: la escuela de 0 a 3 años –dependiente de Bienestar Social–, el polideportivo de Jardín de Cantos, y el colegio Virgen de las Mareas. “Es arriesgado y complejo administrativamente, pero tenemos la voluntad política de llevar el proyecto a término. Nuestro objetivo es que esta escuela pública tenga, no solo proyección de futuro, sino capacidad de crecimiento y captación de alumnado”, certificó la regidora avilesina, quien resaltó al mismo tiempo la implicación de la dirección y el claustro del colegio Virgen de Las Mareas “capacitación, preparación, motivación y entrega ante este proyecto innovador, cuyo germen se encuentra en marcha”, apuntó.

“Además, con la proyectada construcción de un nuevo edificio de unas 60 viviendas, cercano al colegio, se ofrecería a las nuevas familias un proyecto educativo atractivo e innovador, en una zona en la que convergen tres colegios concertados y una única escuela pública, el Virgen de las Mareas”, concluyeron en su análisis desde el gobierno local.

Las actividades extraescolares, en el aire

La concejala de Educación, Nuria Delmiro, mantuvo ayer una reunión telemática con los catorce colegios públicos de la ciudad con el fin de analizar el desarrollo del primer trimestre finalizado en diciembre y plantear las nuevas iniciativas a desarrollar en las próximas semanas. Una de las cuestiones que Delmiro puso sobre la mesa fue la imposibilidad de desarrollar las actividades extraescolares desde el inicio de las clases el pasado 8 de enero. La razón que explica ese impedimento es “la virulencia de esta tercera ola del covid”. Aún así, la edil socialista detalló que los técnicos han realizado “un importante trabajo previo” y avanzó que “muchas de las iniciativas extraescolares ya tienen el visto bueno de la Inspección en Educación”. “No se pueden empezar a impartir hasta que no vaya mejorando la situación sanitaria que en los últimos días ha obligado a suspender las clases presenciales en dos colegios y en varios ciclos formativos del Menéndez Pidal”, apuntó la concejala de Educación. Además de conversar sobre limpieza, la labor de la Policía Local para regular las entradas y salidas de los centros educativo y comedores escolares, las direcciones de los colegios públicos realizaron una serie de peticiones relacionados con la mejora de las instalaciones y la seguridad vinculadas a la pandemia. “Nos comentaron que todavía podrían sentir más seguridad con los medidores de dióxido de carbono para regular mejor la ventilación, aunque en general nos dicen que no están pasando frío en las aulas. Algunos centros ya los tienen y el Ayuntamiento valorará las peticiones que lleguen desde los centros”, concluyó Delmiro.

Educación ofrece apoyos para clases semipresenciales

Tras finalizar la reunión con los catorce colegios públicos, la concejala de Educación, Nuria Delmiro, conversó también por vía online con tres de los institutos de enseñanza secundaria de la ciudad. La edil aprovechó la reunión para presentar a las direcciones de los centros el programa municipal de apoyo escolar en horario lectivo destinado al alumnado de enseñanza semipresencial, es decir, los que, por circunstancias del centro, no pueden asistir los cinco días a la semana a su instituto. “Está previsto actuar sobre el alumnado que está más descolgado y también proporcionar un apoyo tecnológico tanto a ese alumnado como a las familias. Hemos propuesto a las direcciones que nos expongan sus necesidades por parte de los institutos y en función de ellas haremos una oferta a la carta, porque en algunos centros prefieren un apoyo en horario lectivo y otros ese escalón ya lo tienen superado y prefieren que este apoyo se haga fuera del horario escolar”, explicó la concejala de Educación al término de la reunión. Otro asunto vinculado a las clases telemáticas fue abordado por Delmiro junto a los directores de los centros de Primaria como es el hecho de que el Ayuntamiento garantice que todo el alumnado de la ciudad esté cubierto en lo que respecta a equipos informáticos y conectividad para poder seguir las clases telemáticamente cuando sea necesario. “La colaboración del Ayuntamiento para evitar esa brecha digital la tienen y hemos vuelto a pedir a los centros que nos manden sus peticiones si tienen necesidades en esta materia”, explicó la concejala de Educación.

Compartir el artículo

stats