Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ministro Planas urge la fijación de cupos definitivos de pesca tras el brexit

El Gobierno defiende que España quede excluida de penalizaciones en las capturas de bonito

El ministro de Agricultura, Luis Planas.

El ministro de Agricultura, Luis Planas. EFE

En el primer consejo de ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea que se celebró bajo la presidencia semestral de Portugal y del primero, también, tras el acuerdo del brexit figuraban tres puntos destacados en el orden del día: reforma de la PAC posterior a 2020, cuestiones relacionadas con el comercio y, de alto interés para la flota de Asturias, las posibilidades de pesca para las poblaciones compartidas con el Reino Unido.

El ministro Luis Planas señaló que “una vez alcanzado un acuerdo con el Reino Unido, resulta esencial fijar, de manera definitiva, los Totales Admisibles de Captura (TAC) y las cuotas de pesca de los stocks compartidos –que quedaron pendientes en diciembre– para asegurar los intereses del sector pesquero”. Ha puntualizado que “necesitamos seguridad y celeridad”.

También en relación al TAC y cuotas definitivas para 2021, aunque fuera del contexto bilateral con Reino Unido, el ministro ha instado a fijar el TAC de caballa (xarda), debido a la inmediatez del comienzo de esta pesquería en España, y al atún blanco (bonito), sector en el que España se opone a sufrir las penalizaciones que se imponen por la sobrepesca que han realizado otros países.

El ministro Planas, por otra parte, ha expresado su apoyo al documento de la Presidencia que servirá de guía para el desarrollo de las consultas de la Comisión con el Reino Unido. Este proceso se debe abordar con “plenas garantías y sin dilación”, a la vez que se mantiene la unidad de acción y la salvaguarda del papel que corresponde a las instituciones comunitarias. Se trata, hizo ver el ministro español, “de un ejercicio novedoso en el que deben prevalecer los principios de la Política Pesquera Común y del rendimiento máximo sostenible de las pesquerías”.

En lo que se refiere a las especies atlánticas, preocupan las cuotas vinculadas a la obligación de desembarque, como el bacalao céltico y del oeste de Escocia, los gallos y los rapes de la zona 6 del caladero de Gran Sol, así como el besugo.

Posición española

  • Brexit. Culminado el proceso de salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, el Gobierno urge la concreción de los cupos de especies pesqueras que quedaron pendientes de definir a finales del año pasado, precisamente para facilitar el acuerdo del brexit.
  • Xarda. La inminencia de la costera de la xarda (caballa) lleva al Gobierno a ser aún más exigente si cabe que en otras especies en la fijación de los cupos finales de los que dispondrá la flota.
  • Bonito. La Unión Europea parece estar por la labor de penalizar la sobreexplotación de esta especie de alto interés para la flota asturiana; habida cuenta de que España no sobrepasó sus cuotas, defiende quedar exenta de posibles multas.

Compartir el artículo

stats