DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Socios de la cofradía pesquera ven indicios de irregularidades en el último proceso electoral

La inscripción en el censo de barcos con base en otros puertos adultera el resultado, a juicio del abogado encargado de documentar el caso

Bonitos en la rula de Avilés.

Bonitos en la rula de Avilés. RICARDO SOLÍS

En plena desbandada de armadores de la que ha dado cuenta este periódico en los últimos días, la cofradía de pescadores “Virgen de las Mareas” de Avilés podría entrar en unos días en un nuevo escenario judicial de consecuencias imprevisibles: un grupo de socios críticos con los actuales gestores –los mismos que apoyaron una candidatura a la presidencia que finalmente no prosperó– han hallado indicios de presuntas irregularidades en el proceso electoral de 2019 y están decididos, con ayuda del abogado Manuel Barba, a iniciar acciones en los tribunales y en la esfera administrativa para lograr la anulación de aquellos comicios e, indirectamente, la salida de la actual directiva, la que preside Tomás Badiola.

La empresa Pesquerías Pixuetinas, con sede social en Cudillero, es propietaria de dos buques pesqueros, el “Brisas Pixuetinas”, con puerto base en La Coruña, por lo que no podría ser socio de la cofradía avilesina; y el “Xuan Moncho”, con puerto base en Avilés pero que vende fuera la mayoría de las veces, irregularidad administrativa que ahora han procedido a corregir sus armadores al darse de baja en “Virgen de las Mareas”. Los directivos de la cofradía, según Barba, “mantenían en el censo al ‘Brisas Pixuetinas’ para engordar el censo definitivo de armadores y ‘legalizar’ la figura de Tomás Badiola, concediéndole así un derecho de sufragio activo y pasivo que no podría tener según los estatutos y el plan electoral”. En la misma situación se encuentra, añade el abogado, el buque “Cabo San Lorenzo”, de la sociedad Peña La Deva, cuyo armador es Gerardo Granda, al tener su puerto base en Gijón.

Estas y otras supuestas irregularidades de los comicios que están siendo analizadas para establecer su nivel de gravedad podrían dar lugar a su nulidad, sostiene Barba, “por haberse computado en el resultado final los votos asignados a los buques anteriormente señalados, además de carecer el señor Badiola de condiciones de elegibilidad para el cargo de patrón mayor”. El abogado apunta a la comisión de un presunto delito electoral en una corporación de Derecho Público y señala al secretario de “Virgen de las Mareas”, Alejandro Álvarez, como el principal responsable al estar entre sus funciones la de velar por la legalidad del proceso.

Por otra parte, un socio de “Virgen de las Mareas” ya ha solicitado el acta de la supuesta junta general celebrada el pasado martes, día 19, con el fin de impugnar las decisiones adoptadas (en la presunción de que la convocatoria fue irregular) y conocer cuál es la sociedad armadora que ha dado poderes a Tomás Badiola para que pueda seguir como patrón mayor una vez que la empresa que le facultó como representante en 2019, Pesquerías Pixuetinas, ha comunicado su decisión de abandonar la cofradía “por razones operativas”.

La ecuación solo tiene tres variables: el armador que ha sacado del atolladero a Badiola (para ejercer el cargo es requisito indispensable ser marinero o armador y Badiola no es ninguna de las dos cosas) solo puede ser Ignacio Pereiras, Gerardo Granda o Eduardo Vázquez, los únicos que siguen en este momento en el órgano de gobierno de la cofradía de pescadores de Avilés.

Desde la directiva de la entidad pesquera, el secretario ha expresado a este diario su convencimiento que detrás de la marcha de varios armadores en los últimos días “hay manos oscuras y presiones”, una maniobra más, asegura Alejandro Álvarez, de “la campaña orquestada para hundir la institución”. Del mismo modo, Álvarez descartó una dimisión en bloque de la directiva para dar paso a un proceso electoral y adelantó que los puestos que han quedado vacantes en los órganos de gobierno “serán cubiertos conforme a lo que establecen los estatutos”.

Compartir el artículo

stats