La Policía Local de Avilés denunció el miércoles a dos establecimientos de hostelería: uno de ellos, por hacer uso de la terraza sin cumplir lo establecido en la normativa sanitaria por la pandemia, y otro por permitir fumar en la terraza a varios clientes.

Según el informe facilitado ayer por la Policía Local, dentro del control de medidas sanitarias frente al covid-19 fueron identificadas 117 personas y propuestas para sanción tres por incumplir el toque de queda, seis por no hacer uso de la mascarilla, tres por el cierre perimetral y dos por fumar en la terraza.

Los agentes municipales de Avilés compaginan su trabajo ordinario con el control de las medidas sanitarias, el “toque de queda”, que por el momento en Asturias está fijado entre las diez de la noche y las seis de la madrugada y el control fronterizo, con Avilés con cierre perimetral desde el pasado 19 de enero.