Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Saint-Gobain Cristalería regulará a los trabajadores del negocio de parabrisas

La dirección de la empresa espera comenzar la negociación del nuevo ERTE por causas objetivas a mediados de la próxima semana

Parabrisas en las instalaciones de Saint-Gobain.

Parabrisas en las instalaciones de Saint-Gobain. R. S.

Las aguas bajan turbulentas en la fábrica que la multinacional Saint-Gobain Cristalería tiene en La Maruca. El jefe de Recursos Humanos de Sekurit comunicó “formalmente” ayer al comité de empresa la intención de la compañía “de iniciar un procedimiento de regulación temporal de empleo por causas objetivas que afectará, potencialmente, a la totalidad de los trabajadores de la división Sekurit del centro de trabajo de Avilés”. Esta medida, que se materializó ayer, ya venía sonando desde hace días en la fábrica.

Como adelantó LA NUEVA ESPAÑA este pasado domingo, el mismo jefe de Recursos Humanos de Sekurit explicó por carta –con fecha el 29 de enero– que en la fábrica “se ha implantado asimismo un procedimiento de suspensión de contratos de trabajo en el centro de trabajo de Avilés durante el año 2020 por un total de 99 días, estando previsto que en el año 2021 se adopten medidas similares”. El director de la fábrica, por su parte, había señalado esta misma semana: “En este inicio de año 2021, los problemas del pasado por desgracia no desaparecen y hay que seguir lidiando con ciertas incógnitas. Tenemos un presupuesto de un millón de piezas a fabricar que teniendo en cuenta nuestra capacidad de producción, desgraciadamente afectará a nuestro calendario laboral”.

La intención de la empresa es que la próxima semana se ponga en marcha la comisión negociadora para la regulación de empleo temporal.

Esta decisión de la compañía coincide con el conflicto generado tras la admisión de una trabajadora de Cohega en Saint-Gobain por orden judicial, de hecho, la sentencia habla de “readmisión”. El comité de empresa va a proponer esta mañana un calendario de huelga que, en principio, sería de dos jornadas de ocho horas cada semana este mismo mes de febrero a partir del día 17 y tres días por semana en marzo.

La empresa ordenó el día 25 a la trabajadora que se incorporase a su puesto en Saint-Gobain. Cuatro días después le propuso un traslado a La Almunia de Doña Godina para, en un futuro, ponerse al frente de un centro logístico para atender a la Mercedes, Volkswagen y Opel. Además le ofrecía 30.000 euros como ayuda al traslado. Sin embargo, si no aceptaba, la despedía. A esto los trabajadores lo llaman “traslado obligatorio”. La empresa, sin embargo, habla de reubicación (dicen que no hay puesto para ella en Avilés).

Compartir el artículo

stats