La Plataforma de Afectados por la Potencia Pesquera ha decidido llevar un paso más allá su lucha contra el incumplimiento de la potencia motriz de los buques de pesca, denunciando a la Comisión Europea por su inacción ante la ilegalidad presente. Señalan que, pese a conocer de primera mano el exceso de la potencia autorizada por más del 50% de los barcos de los estados miembros, la inacción continúa. Desde la Plataforma anuncian que han presentado una nueva queja ante la Comisión Europea por esta situación de ilegalidad, qu supone graves consecuencias para aquellos buques que sí faenan en base a la ley. Solo en la inversión inicial de sus bajas para la nueva construcción, se estima una diferencia de trescientos mil euros.