Los vecinos de Las Murias, en Piedras Blancas, reclaman la eliminación de barreras arquitectónicas en varias zonas de uso público de la urbanización como en la calle Dolores Medio. “Las personas que van en sillas de ruedas no pueden pasar por algunos tramos de las aceras porque están invadidos por árboles, farolas y señales”, dicen los residentes.

“Tampoco hay pasos de peatones como en otras zonas de Piedras Blancas, con las aceras rebajadas para que los usuarios de sillas de ruedas puedan utilizarlos. Es necesario mejorar la accesibilidad”, claman los vecinos. La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE), sostiene que es necesario acometer mejoras en accesibilidad y que no se añadan obstáculos a las aceras para evitar que los usuarios de sillas de ruedas tengan que ir por las calzadas con el consiguiente peligro.

“Las aceras, además, están en su mayoría, en un pésimo estado de conservación con losetas rotas o sin ellas. Y tampoco tenemos contenedores de basura”, sostienen los vecinos.