Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Remedio para frenar la expansión en Avilés del plumero de la Pampa: quemar la planta

La propuesta de los científicos del Incar incluye la revalorización del residuo obtenido a través de bioaceites lEl Ayuntamiento prepara un protocolo a dos años vista con la implicación de varios agentes

Plumeros de la Pampa en Avilés, con os terrenos de Baterías, al fondo.

Plumeros de la Pampa en Avilés, con os terrenos de Baterías, al fondo. M. V.

Eliminar las colonias de plumero de la Pampa mediante su combustión a altas temperaturas en lo que se denomina un proceso pirolítico. Esta es la propuesta que realizan investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología del Carbono (Incar-CSIC) para tratar de frenar la expansión de esta hierba invasora de la que, según el servicio de Parques y Jardines de Avilés, una sola planta puede liberar al aire tres millones de semillas con una alta viabilidad de desarrollo.

El enfoque de este tratamiento térmico permite reutilizar el residuo obtenido tras la quema. La Cortaderia Selloana, nombre científico de la planta, es una especie “invasora y exótica” que, según los investigadores del Incar, está generando “importantes problemas” en los ecosistemas de la Península Ibérica. En el caso avilesino, el Ayuntamiento ha reconocido la evidencia de que es inútil hacer la guerra por su cuenta. Para apoyar en esa lucha, el proyecto que firman Alejandro Pérez, Begoña Ruiz, Enrique Fuente, Luis Fernando Calvo y Sergio Paniagua, investigadores del grupo de Biocarbono y Sostenibilidad del Incar y del departamento de Química y Física Aplicada de la Universidad de León, viene a resolver la cuestión para la que el Ayuntamiento de Avilés se ha puesto deberes en el corto plazo. “Se espera que pronto se puedan iniciar contactos con todos los agentes de la comarca implicados en el problema para establecer un protocolo de acción conjunto para los años 2021 y 2022”, explicaban en fechas recientes a este diario los técnicos de Parques y Jardines. Pues bien, la aplicación de la pirólisis al plumero de la Pampa permitiría avanzar en ese objetivo de forma más rápida.

El procedimiento es como sigue. Los tallos y hojas de la planta se someterían a un proceso de pirólisis convencional y flash. Las pruebas se llevaron a cabo en un horno de diseño original, utilizando una rampa de calentamiento de 25 grados centígrados por minuto a una temperatura de 750 grados y durante 60 minutos para el proceso convencional mientras que en la pirólisis flash se aplicaron temperaturas de 850 grados centígrados. La fracción de gas obtenida en este segundo proceso permitía obtener datos más favorables en el sentido de que el bioaceite derivado del proceso de combustión ofrecía un mayor rendimiento. Separadas las fracciones de biocarbón y una vez realizado el proceso de cuantificación y caracterización correspondiente, los investigadores concluyen que también sería posible realizar una valoración de eses residuo obtenido. Los bioaceites tienen aplicación en agricultura, la industria de productos químicos puros y biocombustibles. Una solución óptima para atajar el problema de Avilés, donde las colonias de plumero de la Pampa (“Cortaderia selloana”) invaden decenas de espacios públicos. El Ayuntamiento se ha propuesto para erradicarlas implicar en los próximos meses al resto de administraciones, organismos, estamentos y particulares en cuyas parcelas crecen estas plantas invasoras.

Entre tanto, el Gobierno de Asturias tiene en marcha desde 2018 una campaña para la eliminación de esta especie que de momento centró sus actuaciones en las alas. La estrategia del servicio de Parques y Jardines de Avilés para eliminar todos los plumeros que se detectan en cada parcela, zona verde o parque de su competencia no arroja resultados significativos ya que existen incontables individuos en numerosas parcelas de otros ámbitos situados dentro del término municipal.

Las fértiles semillas de Cortaderia Selloana pueden llegar a decenas de kilómetros de distancia, explican fuentes municipales que, por el momento, han recibido el compromiso del coordinador designado por el Principado para la eliminación de plumeros de que, “aunque no de forma inmediata, sí estarían dispuestos a actuar al menos en los terrenos que son de su titularidad (o de sus empresas participadas)”. Esta especie invasora está muy presente en parcelas de Adif, Carreteras, Sepides (la sociedad estatal que gestiona los antiguos suelos de Ensidesa) o la Autoridad Portuaria, entre otros.

Compartir el artículo

stats