Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jóvenes avilesinos reconocen que su salud mental ha empeorado en el último año

Un grupo del proyecto“Participa Joven” insta a aumentar las plantillas en los centros de salud e impulsar un servicio de psicología en los colegios

Una representación del grupo “Participa Joven”, ayer, antes de presentar los resultados de las encuestas. | M. V.

Una representación del grupo “Participa Joven”, ayer, antes de presentar los resultados de las encuestas. | M. V.

La factura de la pandemia entre los más jóvenes: el 60 por ciento de un total de 444 chavales de Avilés de entre 12 y 30 años encuestados en los últimos meses ha reconocido que su salud mental ha empeorado en el último año, desde que en marzo de 2020 se decretó el primer estado de alarma en España. Otros datos: algo más del 71 por ciento de los consultados afirma haber sentido “que se minusvaloraban sus problemas por el hecho de ser jóvenes” y un 31 por ciento dice que cree haber padecido episodios de depresión o ansiedad “y que no se les ha diagnosticado”. A este respecto, 55 personas encuestadas destacan haber solicitado ayuda a través del Servicio de Salud “y que no se les atendió”.

La encuesta fue realizada por un grupo del proyecto “Participa Joven” en Avilés con doble conclusión: los jóvenes instan ahora a mejorar el servicio público de Salud Mental en lo que respecta a la atención de este colectivo y, en segundo lugar, apuntan que la atención que se presta no es satisfactoria y que se ha agravado por la situación de pandemia de covid, que ha llevado a tomar medidas como el confinamiento inicial y las restricciones en las relaciones sociales.

Como propuestas de futuro, este grupo de jóvenes lanza medidas como un aumento de la plantilla de psicólogos públicos “de manera que pueda darse respuesta adecuada a la demanda existente”. Animan también a la puesta en marcha de un servicio de psicología en los centros educativos, o bien que los equipos de orientación y tutorías estén preparados para proveer de estas tareas a quienes lo necesiten. Solicitan también servicios municipales de atención psicológica a jóvenes, tanto con ayuda individual como con terapias grupales u otras posibles soluciones terapéuticas

Los resultados y conclusiones del estudio se los presentaron ayer a la concejalas de Juventud y Ciudad Saludable, Raquel Ruiz y Lucía Fernández Ron, respectivamente, cuatro integrantes del proyecto: Pablo López, Diego Sánchez, Daniela García y Malena Gil. Además de la encuesta anónima que se realizó el pasado diciembre a través de un cuestionario en internet, el grupo “Participa Joven” también entrevistó a un profesor de Psicología de la Universidad de Oviedo, Antonio Cervero, entre otros.

La iniciativa arrancó ante la preocupación de este grupo de chavales por la situación de salud mental entre las personas jóvenes, ya que consideran que el Sistema público de Salud del Principado “no está dando respuesta a la gran cantidad de jóvenes que necesitan asistencia psicológica, especialmente en tiempos de coronavirus”. El trabajo se realizó concretamente a través de una encuesta a 444 jóvenes y entrevistas a profesionales del área de salud mental. Las respuestas, casi la mitad corresponden a adolescentes de entre 17 y 19 años, y otro 25% a jóvenes entre 20 y 25.

En su estudio, este grupo detecta “que el Sistema Público de Salud de Asturias está saturado en lo que se refiere a Salud Mental y que no cuenta con suficiente plantilla de psicólogos para la demanda que existe entre la juventud, lo que ha llevado a que quienes tienen medios acudan a consultas privadas”. Además, se quejan “porque las consultas se espacian demasiado en la mayoría de los casos, haciendo que el trastorno no pueda ser tratado en el momento adecuado”.

Por otra parte, el informe concluye “que el covid ha acentuado los problemas de los jóvenes y que los afectados por algún problema se encuentran peor desde el inicio de la pandemia, aunque la atención psicológica pública no haya mejorado”. También aprecian que “con demasiada frecuencia se acude a los fármacos como principal solución a los problemas de salud mental de los jóvenes y reclaman que vayan acompañados de otros métodos terapéuticos”. Lamentan asimismo que el sistema educativo no tenga mecanismos eficaces para detectar trastornos en estudiantes, ni desde los equipos de orientación ni desde las tutorías.

Con este proyecto, el Servicio de Juventud del Ayuntamiento de Avilés da respuesta a la Carta Europea de la Participación Juvenil Regional y Local en la que se establece la necesidad de implicación del colectivo joven en la vida democrática de las comunidades locales, no sólo reconociéndoles el derecho sino también poniendo a su disposición los medios, los espacios, el apoyo y la oportunidad de participar como jóvenes en su entorno. El tema de la salud mental ya fue tratado por un grupo de jóvenes en este mismo proyecto en el año 2019, con resultados similares. Tras la campaña de 2019, el Ayuntamiento de Avilés apoyó en la puesta en marcha de un Grupo de Apoyo Mutuo de jóvenes en Avilés, coordinado y gestionado por la Asociación Hierbabuena.

Compartir el artículo

stats