Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reforma de Emile Robin estimula la actividad económica en torno al Muelle

La nueva vida del parque tras las obras suscita el interés de varias empresas: “Es una de las mejores zonas de Avilés”, sostienen

Labores de reparación de la fachada en el edificio de Musical Campos hace unas semanas.

Labores de reparación de la fachada en el edificio de Musical Campos hace unas semanas.

Más espacio para pasear, más luminosidad y menos tráfico rodado. La primera fase de la reforma del parque del Muelle y su entorno ha dado una nueva vida a la recién peatonalizada calle de Emile Robin, que ha pasado de ser una vía de conexión para la circulación entre la calle del Muelle y el centro de Avilés a una zona de esparcimiento para los vecinos. Este “renacimiento” ha supuesto también un estímulo para la actividad económica de la zona: ha acelerado los planes de reforma del edificio de Musical Campos y ha despertado el interés de varias empresas en algunos de los locales comerciales vacíos.

La rehabilitación del edificio de Musical Campos será la guinda del pastel de esta primera fase de la reforma del parque del Muelle. Según ha podido saber este diario, el propietario del inmueble trabaja intensamente para buscar líneas de financiación o un promotor que asuma la obra. “Es un proyecto que en los últimos tiempos ha suscitado el interés de varias empresas, porque ahora es una de las mejores zonas de Avilés”, destaca el titular del edificio, convencido de que las obras, en las que se recuperará la fachada del edificio, comenzarán a lo largo de este mismo año.

La intención de la propiedad es construir viviendas “a la carta”, en las que los compradores podrán distribuir espacios y decidir el número de habitaciones. También se habilitarán plazas de garaje y una zona verde en el interior de la manzana, en la que se recuperará la Fuente de Figueroa, un caño centenario ahora enterrado entre matorrales. En la reforma se conservará la fachada del edificio, catalogada, completando así la postal norte del nuevo parque del Muelle.

La calle Emile Robin, tras la reforma. | M. V.

La única duda en el proyecto es qué se hará con la planta baja, para la que los dueños barajan dos opciones: hacer apartamentos turísticos con terraza hacia la zona verde trasera o locales, que podrían explotarse como comercio o como negocio hostelero. Esta segunda opción podría ganar enteros tras la reforma de Emile Robin, pues la propiedad tomará la decisión cuando el proyecto se encuentre mucho más avanzado y en función de la demanda del mercado.

La revalorización de Emile Robin también se empieza a palpar en el mercado inmobiliario. Un ejemplo: el del local del célebre restaurante Germán. Este establecimiento permanecía cerrado desde mayo de 2018, fecha en la que Germán Blanco echó la persiana por jubilación. Desde entonces y hasta hoy, el bajo ha permanecido sin la más mínima actividad. Pero, según ha podido saber este periódico, la situación ha dado un giro de 180 grados en los últimos tiempos, coincidiendo con el proyecto de rehabilitación del parque, y hoy son varias las empresas del sector hostelero interesadas en reabrir las puertas de este mítico establecimiento.

La reforma

Las próximas actuaciones que se acometerán como parte del proyecto de la reforma del Muelle, será la renovación del interior del parque y la creación de sendas zonas ajardinadas en la calle del Muelle y en las proximidades del paso Larrañaga. Esta actuación está pendiente de adjudicación, y se prevé que puede estar finalizada este mismo verano. Para la segunda mitad de este 2021 se prevé el inicio de las obras de la última fase de la reforma. Ahí se incluirá la peatonalización de la plaza y la calle de Pedro Menéndez. También contempla la retirada de la fuente, uno de los puntos del proyecto que más controversia ha generado entre los avilesinos. Se espera que el proyecto esté completado a comienzos de 2022.

Compartir el artículo

stats