Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avances hacia el polígono “verde”: las obras de Baterías se nutrirán de energías renovables

Sepides saca a licitación el suministro en 639.000 euros y las empresas tienen de plazo hasta el 26 de marzo para presentar ofertas

Instalaciones de las baterías de coque de Ensidesa.

Instalaciones de las baterías de coque de Ensidesa. Mara Villamuza

Las obras que se acometan en los antiguos terrenos de las Baterías de coque de Avilés, en el Parque Empresarial Principado de Asturias de Avilés (PEPA), se abastecerán únicamente de energías renovables. Los dueños de los terrenos, la sociedad estatal Sepides, argumenta que “se responde así al compromiso medioambiental y de sostenibilidad que caracteriza al conjunto del proyecto” del nuevo polígono, bautizado PEPA II.

El presidente de Sepides, Antonio Miguel Cervera, anunció en enero del año pasado en Avilés que el polígono que se habilitará en los terrenos de la coquería será el primero de los que gestiona la sociedad estatal con un sello de calidad ambiental (Verde). Tienen esta etiqueta los parques empresariales y zonas logísticas comprometidos con la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

La licitación de este suministro, cuyo valor estimado inicial supera los 639.000 euros, “supone un paso más en el calendario de las obras de la nueva fase del PEPA y en el camino hacia la Certificación Ambiental, orientada a garantizar la sostenibilidad del futuro proyecto en el desarrollo urbano, desde el punto de vista no sólo ambiental sino también social y económico”, sostienen desde Sepides.

Al tratarse de un procedimiento de regularización armonizada europea, el anuncio de la licitación acaba de ser publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) y prevé un plazo inicial de suministro de 36 meses, aunque con posibilidad de sendas prórrogas de otros seis meses.

Procedimiento sin papel

El plazo para la recepción de ofertas o solicitudes de participación finaliza el próximo 26 de marzo y se anuncia la apertura de sobres para el 6 de abril, con lo que se espera poder iniciar el suministro durante el mes de mayo con este nuevo contrato.

Además, como condición especial de ejecución obligatoria del contrato, se ha añadido una exigencia medioambiental adicional: el compromiso de “cero papel”. La empresa adjudicataria se debe comprometer a no utilizar papel en ninguno de sus posibles procesos y servicios de gestión documental relacionados con este contrato. Así, todo el procedimiento tendrá que desarrollarse a través de medios digitales.

La maquinaria en torno al desmantelamiento de las baterías de Ensidesa está activada pese al frenazo que ha supuesto en la licitación del contrato principal del desmontaje la denuncia por un presunto caso de tráfico de influencias que salpica al exsecretario del PSOE de Avilés, Álvaro Álvarez. Los integrantes de la mesa de contratación niegan conocer ni haber tenido relación alguna con Álvarez, denunciado ante Fiscalía por ofrecerse presuntamente a interceder a favor de la UTE Lezama-Los Álamos en el expediente de contratación a cambio de una cantidad económica.

Sepides (SEPI Desarrollo Industrial) suspendió el proceso de contratación a la espera de un informe de la Abogacía General del Estado para que se pronuncie sobre el asunto “de conformidad con los criterios de transparencia y rigor jurídico”. Será ese informe jurídico el que determine si se sigue adelante con la adjudicación del contrato, que salió a licitación en 15,6 millones de euros. Por ese documento sigue esperando la sociedad.

Mientras, se siguen sucediendo actuaciones en torno al futuro polígono. Las obras necesarias para el nuevo punto de suministro en la Avenida del Zinc, su Centro de Seccionamiento y la extensión de líneas y distribución interior que se adjudicaron a Elecnor comenzaron el pasado 1 de febrero y avanzan según el calendario previsto, explicaron desde Sepides. El parque empresarial que emergerá en los terrenos que ahora ocupan las baterías de coque, el PEPA 2, costará unos 40 millones de euros –tantos como el Centro Niemeyer, que alcanzó los 42– y los planes de la propiedad pasan porque pueda estar operativo en 2022, con un precio “muy competitivo”.

Compartir el artículo

stats