Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La modernización del sistema productivo de Alu Ibérica, suspendida por impagos

Riesgo no abona las pagas de productividad y desarrollo l La subcontrata de seguridad da un ultimátum: quiere cobrar su servicio

Los boxes de Alu Ibérica en los que se almacena aluminio, completamente vacíos el pasado 8 de febrero.

Los boxes de Alu Ibérica en los que se almacena aluminio, completamente vacíos el pasado 8 de febrero.

El plan de modernización de Alu Ibérica hace aguas como consecuencia del modo en que la entidad comercial Grupo Industrial Riesgo planifica el pago de las deudas que contrae en el desarrollo de su actividad. Carlos Núñez Zorrilla, el nuevo director general de la aluminera, defendió esta semana en una videoconferencia con la directora general de Industria del Principado, Rosana Prada, este plan industrial que, en síntesis, va de fabricar aluminio verde circular, es decir, de reciclar chatarra.

Para consolidar este proyecto, la empresa comunicó en septiembre que había alcanzado un acuerdo con la ingeniería Hycast, filial de la noruega Hidro, para instalar una infraestructura de última generación. Lo valoraron en 9,7 millones de euros que había que pagar a plazos. Hycast ha decidido dar prioridad a proyectos distintos al que había pactado con David Domenech y ha obrado así, según fuentes sindicales, como respuesta al calendario de pagos dispuesto por los gestores de la aluminera en retirada.

Cuestión de retraso en los abonos son también la ausencia de la liquidación de las pagas de desarrollo del personal de función directiva y la de productividad que corresponde a los trabajadores dentro de convenio. Según fuentes consultadas, estas pagas van adscritas a la nómina de todos los meses de febrero. Este año, sin embargo, no ha sucedido.

La semana que viene, la entidad comercial Grupo Industrial Riesgo tiene que verse con los representantes del comité de empresa en los juzgados. En esta ocasión, a cuenta del incumplimiento del convenio en lo que se refiere al pago de la caja social (30.000 euros).

Todo esto se suma al ultimátum que dio la subcontrata de seguridad de Alu Ibérica (Prosegur): quiere cobrar sus servicios. La empresa cuenta con una docena de trabajadores que atienden la portería de la planta de Avilés. La auxiliar ha realizado un requerimiento a Alu Ibérica: el día 6 quiere saldadas las deudas. Según ha podido saber este periódico, la aluminera pretende saldarlas el día 4.

Todo esto se junta con la avería en la planta de reciclado. Es de tal calibre que mientras no se termina de arreglar, no se produce ni una colada en San Balandrán. Esto ha supuesto que varios camiones hayan cargado la poca chatarra que quedaba para reciclar con el fin de trasladarla a La Coruña, que es una planta que está en conflicto (hay una huelga intermitente).

El proceso judicial abierto en la Audiencia Nacional contra las entidades comerciales y contra las personas responsables de la compraventa de la aluminera sigue, entre tanto, su curso. Alexandra Camacho Carrascal, directiva de Alu Ibérica, presentó contra la investigación abierta a instancias de los sindicatos. La Audiencia Nacional desestima sacarla del proceso porque la investigación acaba de empezar.

Los últimos impagos

01

Las mesas de Hycast.

La cuarta compañía mundial en el sector del aluminio celebró un contrato millonario con Alu Ibérica que queda suspendido.Desconocido


02

Las pagas de productividad y de desarrollo.

Alu Ibérica no ha pagado dos pagas incluidas con la nómina del mes de febrero.Desconocido


03

El contrato de seguridad.

La manera de planificar el abono de las deudas a sus subcontratas pone en peligro la seguridad de la planta.

Compartir el artículo

stats