La Plataforma contra los Recortes pretende trasladar al consejo de Gobierno, a la presidencia del Principado y a todos los grupos de la Junta General del Principado su propuesta de convertir la Quinta de Pedregal en el Museo de la Memoria y la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos de Asturias. El edificio es un palacete modernista que fue propiedad del diputado asturiano José Manuel Pedregal. Actualmente, pertenece al conglomerado de empresas en liquidación Melca. Los miembros del colectivo pretenden también que el edificio sea la sede permanente delInstituto Asturiano de la Memoria.

La idea de la creación de un museo en el caserón de la calle de Pedregal no es nueva. La Plataforma considera que su puesta en marcha es crucial: “Tenemos que rendir homenaje a las víctimas y llenar el vacío de la ausencia en un espacio de estas características en Asturias y en España”, señalan. Según la posición del colectivo ciudadano “el olvido se adueña de centros como la Quinta Pedregal, en Avilés, o sus homólogas, que las hay, por ejemplo, en Grao donde el Chalet Patallo sirvió también como centro de reclusión y torturas”.

La casa del diputado fue entre 1937 y 1939 centro de represión: “Desaparecieron entre sus muros unas seiscientas personas de las que nunca más se supo un paradero”. Varios familiares de los desaparecidos se sumaron a la Querella Argentina contra el franquismo.