Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de La Luz tachan de “burla” las escaleras mecánicas para el barrio

Un carril bici hasta el faro y Xagó, turborrotondas y cerrar al tráfico Balsera, entre las propuestas para mejorar el plan de movilidad

Una de las zonas del barrio de La Luz para las que se plantean escaleras mecánicas.

Una de las zonas del barrio de La Luz para las que se plantean escaleras mecánicas.

“Una inmensa burla”. Así califica la asociación de vecinos de La Luz la propuesta de unas escaleras mecánicas para conectar las zonas alta y baja del barrio que recoge el plan de movilidad urbana sostenible de Avilés (PMUS). El presupuesto municipal de este año ya reserva una partida de 20.000 euros para la redacción de un estudio de viabilidad. “El solo gasto de ese importe, considerando las necesidades de mantenimiento y mejoras que arrastra el barrio desde hace tiempo, es un despropósito y un desprecio a la inteligencia de los vecinos de La Luz”, defienden los representantes vecinales.

El plan del gobierno local pasa por sufragar con financiación europea esas escaleras, que conectarían las plaza de Legazpi con la parte baja de la calle Francisco Pizarro. “Necesitaría una inversión millonaria y los gastos anuales de mantenimiento serían inasumibles para este Ayuntamiento, viendo las deficiencias que existen actualmente en todo el concejo”, añaden desde la asociación de La Luz. El colectivo propone que se destine ese dinero a la construcción del demandado centro sociocultural para los barrios de la Luz y Villalegre en el espacio que ahora ocupan las pistas de las autoescuelas, y los 20.000 euros del estudio, al mantenimiento de aceras, reparación de alcantarillas, asfaltado de vías, renovación de parques infantiles y un largo etcétera.

La asociación vecinal de La Luz es uno de los colectivos que ha presentado propuestas en el segundo proceso participativo del plan de movilidad (el plazo para remitirlas al Ayuntamiento expiró ayer). La Pedro Menéndez, que representa a los residentes en la zona centro, solicita, entre otras cuestiones, “la creación de un Consejo de Movilidad donde se puedan debatir todas las aportaciones” y que una de las rutas del transporte urbano siga la antigua línea del tranvía, con interconexiones. No gusta a la Plataforma contra los recortes el plan de itinerarios escolares seguros que plantea el PMUS: “Hacer un aparcadero para descargar a un niño es una ocurrencia absolutamente fuera de lugar”. La asociación Marcos del Torniello pide “que las líneas de autobús entren en el barrio”.

Detalladas y numerosas son las aportaciones que han presentado Equo y Asturias con Bici. Entre las que plantea la formación política, se encuentran la restricción al tráfico en Fernández Balsera y el tramo final de Llano Ponte, habilitar zonas 30 en Versalles, Llaranes o La Luz, un itinerario ciclista hasta el faro de Avilés y convertir las principales glorietas de la ciudad en “turborrotondas” (Buenavista, Los Canapés, Los Oficios, San Agustín).

En lo que se refiere al transporte público, desde Equo solicitan que se facilite un plano detallado para cada una de las líneas de autobús antes de que se eleve una propuesta definitiva al Pleno (la intención del gobierno es llevar el documento al ordinario de marzo para su aprobación inicial). No obstante, ya plantean “nuevas líneas mejor pensadas y con un planteamiento más abierto, incluida una ronda exterior o con tramos por las rondas interior y exterior de la ciudad”. Y para el servicio de tren, “un metro o tranvía por las vías de la comarca entre Corvera y Castrillón”.

La formación solicita que se tengan en cuenta sus aportaciones (el documento que ha registrado suma 14 páginas con ideas para mejorar el PMUS), que se hagan públicas las aportaciones realizadas por los diferentes colectivos y que se convoquen reuniones de debate público sobre el resultado de esta fase participativa para acabar de dar forma al plan.

Son varias las propuestas que comparten Equo y el grupo PedaleAvilés, que plantea la creación de nuevos itinerarios ciclistas (un carril bici por la margen derecha hacia el faro y Xagó y una ruta por la plaza de Pedro Menéndez y calles adyacentes, entre otros). Este colectivo destaca la importancia de habilitar una red completa de trayectos ciclistas y la intermodalidad: “El binomio bici-tren y bici-bus mejorará significativamente los parámetros de movilidad sostenible”.

PedaleAvilés propone, entre otras muchas medidas, habilitar un carril bici contra sentido de la marcha en calles de sentido único con suficiente anchura, como en La Paz, Fruela, González Abarca y entre la plaza del Vaticano y El Atrio.

Una vez cerrado el plazo para presentar ideas, los técnicos las analizarán y redactarán un informe final. Los grupos políticos tienen de plazo para registrar las suyas hasta la próxima semana.

El plan de movilidad persigue que en el horizonte 2030 el 80% de los desplazamientos en Avilés sean a pie, en bicicleta o en transporte público. El documento elaborado por la empresa Vectio, ahora bajo el examen ciudadano, incluye un amplio paquete de actuaciones valoradas en unos 16 millones de euros. En el mismo proyecto se recoge el objetivo de aumentar la zona peatonal en el casco urbano hasta el 58% (frente al 40% actual), mejorar la accesibilidad en La Luz mediante la construcción de escaleras mecánicas, habilitar siete itinerarios plenamente accesibles para conectar el centro con los barrios, cuatro itinerarios ciclistas, aparcamientos disuasorios en La Grandiella y en el PEPA (junto a la nueva Escuela de Arte) y una modificación en las líneas de transporte urbano.

Compartir el artículo

stats