Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santiago Segura toma La Peral con el rodaje de su nueva película: "¡A todo tren! Destino Asturias"

La caravana de cine se detiene junto a la iglesia de San Jorge con vacas frisonas, un tractor y mucha seguridad covid

El equipo de “¡A todo tren!”, en un prao de Illas.

El equipo de “¡A todo tren!”, en un prao de Illas.

En la película “¡A todo tren! Destino Asturias” va a salir el pueblo de La Peral. Es el segundo más importante de Illas: allí hacen un tipo singular de queso azul. Desde hace casi un siglo. La expedición de la última producción del cineasta madrileño Santiago Segura tomó ayer –por un día– el entorno de la iglesia de San Jorge, tesoro decimonónico con restauración de posguerra. Allí los peliculeros montaron un campamento de seguridad anticovid extremada: PCR, doble mascarilla... Y también un rebaño de vacas frisonas. Y, arriba, un tractor a punto de ponerse en marcha.

Y es que ayer por la mañana la lluvia se mostró inclemente y todos los del equipo de Segura y de la productora Bowfinger International Pictures se mantuvieron a cubierto bajo cuatro carpas, en medio de un prao concurrido: la primera jornada de rodaje asturiano de una película que tiene un objetivo resaltado: petar las taquillas del verano del próximo año. Como pasó con las dos partes de “Padre no más que uno” o con “El verano de tu vida”. Que Segura, de un tiempo a esta parte, enfoca su cine hacia el público más familiar.

Una vaca frisona, en la pista cubierta de La Peral. Mara Villamuza

La película cuenta con el patrocinio de la viceconsejería de Turismo y también con la presencia absoluta de Leo Harlem, que así participa por cuarta vez casi consecutiva en una película del creador de la serie de Torrente. Lo que adelantan desde la productora es la sinopsis: Segura y Harlem tienen que llevar a sus hijos y nietos al tren, pero lo pierden. Así que inician una carrera en dirección a Asturias mientras que los chavales se sienten libres para el desmelene y la diversión.

Anduvieron por La Peral actores tan conocidos como Antonio Resines y algunos invitados especiales más: cameos ilustrados, como acostumbra el cineasta más popular del momento, uno de los pocos que, pese a la crisis de los cines que vino tras la pandemia, mantiene su apuesta por la pantalla grande. Además, los extras de la película fueron ayer vecinos de Illas. Mientras la lluvia escampaba, aguardaron mascarilla en ristre en la pista cubierta de la escuela, a un paso de la iglesia, donde estaban aparcados los camiones de escenografía y de vestuario.

En el recuadro, por la izquierda, el Cejas, Ánder Azcárate, Leo Harlem y Segura A. Azcárate

El rodaje asturiano de “¡A todo tren!” es el segundo consecutivo que acoge el Principado. Si en esta ocasión es una comedia familiar al uso de Segura, una película construida para el éxito, el rodaje de la semana pasada –de “Un asunto privado”– fue una serie de Bambú para la plataforma Amazon Prime; un “thriller” de época, un drama. Si ayer fue La Peral, la semana pasada fue Candás. Si ahora el cielo condicionó el rodaje, la grabación de la serie de la semana pasada se desarrolló casi por completo en interiores. La coincidencia es el tren: en un caso, de largo recorrido; en el otro, el Transcantábrico. Asturias vuelve a ser escenario de cine como sucedió con Gonzalo Suárez, Juan Antonio Bayona, Sergio Sánchez, José Luis Garci o, incluso, Woody Allen.

Compartir el artículo

stats