Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alu Ibérica reconoce ante el juez no cumplir con el pago de la caja social de sus empleados

Los trabajadores denuncian que Riesgo no ha abonado pagas de productividad y desempeño ni las nóminas de oficinas y electrólisis

CONCENTRACIÓN DE TRABAJADORES ALU IBÉRICA EN A CORUÑA

CONCENTRACIÓN DE TRABAJADORES ALU IBÉRICA EN A CORUÑA Cabalar

Los representantes sindicales en la fábrica de Alu Ibérica en Avilés se vieron ayer por la mañana con la empresa en los juzgados de Avilés. En esta ocasión fue a cuenta del impago de la aportación anual a la Caja Social que corresponde hacer anualmente –de acuerdo al convenio colectivo vigente– a la sociedad que controla desde el pasado mes de abril la entidad comercial Grupo Industrial Riesgo, la de David Domenech. La aportación reclamada por los trabajadores ronda los 30.000 euros. El abogado de la empresa acusada defendió ante el juez el impago basándose en dos argumentos: que el convenio actual está caducado y que, en tal caso, el abono de los alquileres de los apartamentos de verano no se corresponden al apartado del acuerdo regulador que recoge las relaciones de Ocio, Cultura y Deportes.

La Unión Sindical Obrera (USO), la Unión General de Trabajadores (UGT), Comisiones Obreras (CC OO) y Asociación Profesional de Cuadros (APC) defendieron, sin embargo, la “ultractividad” del convenio, es decir, su absoluta vigencia mientras no se firme uno nuevo. Respecto al segundo argumento, respondieron que la Caja Social “lleva años” pagando los apartamentos de los trabajadores.

La Caja Social es una asociación sin ánimo de lucro que está formada por trabajadores de Alu Ibérica y, antes, de Alcoa. Cada trabajador que elige participar de ella abona retraída de su nómina mensual la cotización correspondiente. La empresa, según recoge el convenio, tiene que hacerse cargo de parte de las facturas correspondientes a las vacaciones. Este beneficio social está recogido en el convenio en compensación por la suspensión de las colonias infantiles que organizó durante años la multinacional Alcoa, la anterior propietaria de las instalaciones fabriles.

Los trabajadores de la aluminera llevan un año sufriendo constantes retrasos o impagos en sus nóminas. Los últimos han sido los correspondientes a las pagas de beneficios para el personal dentro del convenio y la de desempeño, para el personal con función directiva. En cada uno de los casos, esta paga es equivalente a una nómina.

Eso, la nómina de febrero, no ha llegado en Avilés a los trabajadores de oficinas y de electrólisis. Y sólo han cobrado los de fundición de la planta de La Coruña. Se da la circunstancia de que el convenio colectivo recoge el compromiso de la empresa de hacer una transferencia cada día 28 y si es domingo o festivo, el día inmediatamente anterior.

El nuevo director general “abre” la puerta de su despacho a la plantilla

Coincidiendo con el juicio por el impago de la cuota correspondiente a Alu Ibérica en la Caja Social, los trabajadores de la compañía recibieron un email firmado por Carlos Núñez Zorrilla, el nuevo director general de la aluminera en sustitución de David Domenech, cuya gestión al frente de la sociedad está siendo escrutada por el Juzgado Central Número 3 de la Audiencia Nacional. En la carta, “abre” la puerta de su despacho y la bandeja de su correo a cada uno de sus nuevos trabajadores. Explica el nuevo cargo ejecutivo (lo es desde hace dos semanas) que ha podido “compartir impresiones con muchos” de los empleados, pero no con todos. Por eso, para salvar esta carencia, envía la carta: “Quiero comenzar trasladándoos mi agradecimiento por la acogida que me habéis brindado”. Y añade: “Me pongo en contacto con vosotros, en primer lugar, para trasladaros mi total confianza en el proyecto y en las posibilidades de futuro que representa. El plan industrial y de negocio que tengo el orgullo de liderar nos va a permitir afrontar el futuro con esperanza y determinación, posicionados para el ambicioso reto que nos proponemos alcanzar: liderar la producción y comercialización de aluminio verde circular en el sur de Europa. Un plan sólido, eficiente y de largo recorrido que se basa en la sostenibilidad en todas sus dimensiones: social, medioambiental y económicofinanciera”.

Compartir el artículo

stats