“El proceso de adecuación del terreno de las antiguas baterías de coque ya está enfangado desde su inicio debido al proceso judicial abierto al socialista Álvaro Álvarez”, defendió ayer en Avilés José María Figaredo, diputado nacional de Vox, en referencia a la denuncia interpuesta ante la Fiscalía que vincula al exviceconsejero avilesino con una presunta mediación en una adjudicación a cambio de una comisión. “Estaremos muy vigilantes al desarrollo del proceso de reindustrialización de Baterías y no vamos a permitir que se pare por cuitas internas del PSOE o presunta corrupción” , añadió Figaredo, que se paseó por el entorno de la coquería junto a la diputada regional Sara Álvarez Rouco y de los concejales de su partido en el Ayuntamiento avilesino, Arancha Martínez Riola y Gerardo González.

Barrera ferroviaria

José María Figaredo también puso el foco en el plan de vías de Avilés, en fase de redacción del estudio informativo, y destacó que la barrera ferroviaria “constituye una rémora para el desarrollo industrial, urbanístico y cultural”.

“Los avilesinos llevan décadas esperando por el prometido soterramiento de las vías del tren que se ha ido posponiendo a través de los diferentes gobierno. A Avilés no puede esperar más. En los últimos presupuestos se ha dado luz verde para comenzar los estudios de soterramiento, no sabemos qué más estudios harían falta… lo que hace falta es el inicio de la ejecución de la obra, y que el Gobierno de España deje de marear la perdiz con falsas promesas”, concluyó.