Un operador de tracción (maquinista) de la plantilla de ArcelorMittal ha perdido la vida esta tarde, sobre las 17.00 horas en la nave de torpedos del complejo siderúrgico que rodea la acería de Tabaza.

La muerte del trabajador se produjo por atrapamiento entre la locomotora que conducía y el vagón torpedo que iba a enganchar a la máquina. La empresa ha abierto de inmediato una investigación para determinar las causas del accidente.

La contundencia del golpe que recibió el maquinista fue mortal de necesidad, según fuentes consultadas por este diario. La muerte se produjo prácticamente de modo instantáneo y ni los compañeros que acudieron en auxilio del atrapado ni los sanitarios desplazados al lugar pudieron hacer nada por la vida del trabajador.

El antecedente más cercano de muerte en accidente laboral en la siderurgia remite al 6 de julio de 2020, cuando un conductor de camión de la empresa subcontratada Eulen se cayó desde vehículo al suelo golpeándose en la cabeza. Fue trasladado en parada cardiorrespiratoria hasta el hospital de Jove, donde falleció.