Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Corvera suelta el perímetro

“Teníamos ganas de que finalizara el cierre, significa que vamos mejor”, coinciden las vecinas Justi Arango y Marisol González

Arriba, aparcamiento del centro comercial. Sobre estas líneas, clientes a la salida de las instalaciones.

Arriba, aparcamiento del centro comercial. Sobre estas líneas, clientes a la salida de las instalaciones.

Cuarenta y cuatro días fueron los que el concejo de Corvera permaneció con cierre perimetral, desde el pasado 19 de enero, los mismos que el centro comercial de Trasona, el que más tiempo estuvo cerrado en Asturias en el actual estado de alarma. Pero ayer, día en el que se levantó el cerco a Corvera, tanto los corveranos como los vecinos del resto de la comarca avilesina y de toda Asturias aprovecharon para realizar esas compras que tuvieron que aplazar durante un mes y medio. De ello daba buena cuenta el aparcamiento del centro comercial, lleno de vehículos.

Justi Arango y Marisol González, dos vecinas de Overo (Corvera), se acercaron ayer al mediodía a realizar sus compras, aunque durante el cierre perimetral acudieron varias veces al supermercado de alimentación. “La verdad es que teníamos ganas de que se terminara ya el cierre perimetral, eso quiere decir que la pandemia va mejor. Se nota que todos teníamos ganas de salir porque hay muchos coches aparcados (Avilés dejó atrás el cierre perimetral el 28 de febrero y Castrillón el pasado día 2)”.

Por la izquierda, Justi Arango y Marisol González, tras hacer compras en el centro comercial de Trasona. | Mara Villamuza

“Los comercios del centro comercial estuvieron 44 días cerrados y hoy se nota la afluencia porque muchas tenían ventas online y la gente viene a recoger sus paquetes”, agregaron las dos amigas.

“La apertura de los cierres perimetrales son necesarios para la economía. Mi marido es taxista, un sector que también sufre mucho los problemas que causa el coronavirus en la economía”, manifestó Marisol González. “Eso sí, todos tenemos que ser responsables cuando salimos de casa y cumplir las normas sanitarias por nuestro bien y el de todos”, aseguraron las vecinas de Overo.

Corvera suelta el perímetro

Joaquina Uría atendía ayer en el establecimiento hostelero Café & Té –en el interior del centro comercial– a los primeros clientes tras los más de 40 días de cierre y dudaba si la apertura del perímetro es adecuada. “En las condiciones sanitarias que estamos quizás hubiera sido mejor aguantar algunos días más el cierre para poder salvar la Semana Santa”, explicó. Ella y otro trabajador de la cafetería estuvieron los 44 días de ERTE. “El cierre del establecimiento fue total hasta hoy (por ayer, jueves)”.

Compartir el artículo

stats