Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La familia Riesgo insta el desahucio de la sede social del entramado societario de Domenech

“También somos víctimas: el nombre de nuestra firma ha sido usado con malicia”, lamentan los herederos de la empresa madrileña que dio origen a la red montada para comprar Alu Ibérica

Riesgo

Riesgo

El apellido Riesgo que da nombre a la marca Grupo Industrial Riesgo (GIR) remonta sus orígenes empresariales a 1916, cuando los luarqueses Francisco García Gamoneda, Vicente Trelles González, Liborio Rodríguez González, Antonio González Vega, Fernando Álvarez Cascos y Manuel Riesgo Gallo fundaron la compañía El Luarca, que en 1923 se convirtió en Automóviles Luarca, S. A., dando lugar así al acrónimo ALSA. Manuel Riesgo Gallo se mudó a Madrid por motivos de salud, y allí se abrió camino haciendo valer su vena emprendedora: fundó Manuel Riesgo, S. A., una empresa que empezó como herboristería y acabó derivando en droguería e industria química. Las tiendas de Manuel Riesgo eran sinónimos de prestigio, seriedad y calidad en la capital del Reino, pero empezaron a perder esa pátina cuando Víctor Rubén (David) Domenech entró en el accionariado en 2018 aprovechando, como en su momento publicó este periódico, un momento de debilidad económica de la sociedad.

Los descendientes de Manuel Riesgo Gallo, cuarta y quinta generación, mantienen varios pleitos con Domenech y sus socios, en especial Alexandra Camacho. El más reciente, según explicó ayer a este diario un miembro de la familia, es el que tiene que ver con la ocupación de la sede social de la firma Manuel Riesgo, S. A., sita en el polígono industrial Marconi de la localidad de Villaverde. “El año pasado instamos el desahucio por impago de la renta y hace unos días ha sido admitida a trámite la demanda. El importe de los impagos asciende a 160.000 euros”, asegura el interlocutor familiar.

Venta Alcoa

El registro policial llevado a cabo el jueves en los centros de trabajo de Alu Ibérica de Avilés y La Coruña se hizo extensivo a oficinas como la propia sede madrileña de Manuel Riesgo, S. A., el cuartel general donde Domenech y Camacho urdieron el entramado societario construido sobre la base del apellido Riesgo. “Nuestro abogado ya está al corriente de los acontecimientos y de la iniciativa judicial abierta en la Audiencia Nacional y sopesamos sumarnos a la causa como parte afectada”, comenta el portavoz de los Riesgo.

La familia fundadora de la cadena de droguerías se siente perjudicada tanto por el daño interno que supuestamente ha causado Domenech a la sociedad matriz en términos patrimoniales como por “la utilización maliciosa del nombre de Riesgo para montar una pantalla que diera credibilidad e imagen a las sociedades usadas para tomar el control de Alu Ibérica”. Los Riesgo se desmarcan de Grupo Industrial Riesgo, una componenda comercial que, como este diario relevó, no tiene respaldo societario más allá de ser una marca de PM MR 1866, S. L., una sociedad satélite de la firma Manuel Riesgo, S. A. constituida el 9 de mayo de 2019 con 3.000 euros de capital social, sede en Benalmádena (Málaga) y carácter de sociedad limitada unipersonal. El único accionista de PM MR 1866, S. L. es Víctor Rubén Domenech y su administrador único, Luis Losada Gómez, dos de los detenidos el jueves.

Compartir el artículo

stats