Sira Rego, diputada en el Parlamento Europeo por Izquierda Unida, es una de las 26 firmantes del documento que acaba de recibir el Comisario Europeo de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit. En la carta se detalla la “grave persecución a la que se está sometiendo a la presentación de los trabajadores” de la empresa Alu Ibérica, en concreto, en su factoría de La Coruña, pero también aluden al problema de “desmantelamiento planificado” de la compañía, que también afecta a las instalaciones avilesinas de San Balandrán. Exponen los eurodiputados de IU en al queja elevada al Comisario de Empleo que la “encomiable lucha” de la plantilla ha tenido como respuesta “el empeoramiento de las condiciones laborales” de los trabajadores así como el incumplimiento de acuerdos y, por lo que ahora piden amparo a Europa, “la persecución sindical de la representación de esos mismos trabajadores”. Piden a Schmit, asimismo, que se ponga en alerta de esta “grave situación” y haga partícipes al resto de miembros del Colegio de Comisario de la situación que afecta no solo a los empleados de la aluminera sino que también pone en peligro el denominado Pacto Verde Europeo, que recoge “una economía al servicio de las personas.

En el informe remitido al Comisario Europeo de Empleo y Derechos Sociales también se hace constar que “desde el primer día en que Grupo Industrial Riesgo se hizo irregularmente con el control de las fábricas (de Avilés y La Coruña) los trabajadores y sus representantes no solo recibieron amenazas por parte del nuevo dueño sino que esas amenazas se han materializado en despidos”, señalan en referencia al caso del presidente del comité de empresa de la planta gallega, Juan José Corbacho, con una sanción disciplinaria.

Todo ello, añaden los eurodiputados, sucede en un contexto “de desindustrialización y de movilizaciones en defensa de industrias energéticas”, como la que tendrá lugar mañana, en la plaza de España, por parte de la plantilla de Alu Ibérica Avilés para reivindicar el futuro del sector aluminero.