Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comité de Alu Ibérica ha denunciado 18 veces a Riesgo ante la Inspección de Trabajo

El PP reclama la intervención “puntual y temporal” del Estado y el PSOE y Ciudadanos se suman a la petición de la Mesa del Aluminio

El comité de empresa de Alu Ibérica en Avilés ha presentado 18 denuncias ante la Inspección de Trabajo desde el pasado abril, es decir, desde que la entidad comercial Grupo Industrial Riesgo desveló que había adquirido tres cuartas partes de las alumineras de Avilés y La Coruña que la multinacional Alcoa había vendido, con el beneplácito del Ministerio de Industria del Gobierno de España, al fondo de capital riesgo Parter Capital Group, suyo socio director es el ciudadano suizo Rüdiger Terhost.

El volumen de denuncias presentada se sustancia, según fuentes, del comité, en “los incontables incumplimientos” de los distintos acuerdos laborales (convenio e, incluso, el Estatuto de los Trabajadores) por parte de los representantes de la entidad comercial a cuyo frente se encuentran –aún ahora– Víctor Rubén Domenech y Alexandra Camacho, ambos, junto a Luis Losada Gómez y Diego Peris Sirvent, fueron detenidos tras la toma de las fábricas por los agentes policiales por orden de la Audiencia Nacional.

De tal modo, destacan los trabajadores, los nuevos dueños de la fábrica han incumplido, presuntamente, el propio acuerdo entre Alcoa y los trabajadores previamente a la compraventa, especialmente, en lo que se refiere a las condiciones laborales: “Todas”, subrayan. Y señalan: impagos, retrasos, horas extra, calendarios, expedientes a trabajadores por hablar con la Inspectora, a representantes sindicales en el ejercicio de sus obligaciones, reuniones sin convocar, ausencia de formación. En materia de Seguridad y Salud Laboral, señalan presuntos incumplimientos desde el punto de vista de la limpieza y desinfección. La Inspección de Trabajo ha notificado varias actas por infracción por impagos y retrasos en el abono de salarios y por ausencia efectiva del trabajo.

Apoyo político

La ronda de adhesiones políticas abierta por el comité de empresa desde que se puso en marcha el Pacto por el Aluminio por parte de las alcaldesas de Avilés y La Coruña, Mariví Monteserín e Inés Rey, continuó ayer en la Junta General con sendas reuniones con el PSOE y con Ciudadanos.

El PP de Asturias, por su parte, mostró ayer su acuerdo con una intervención “puntual y temporal” de la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) sobre las fábricas de aluminio de Avilés y de La Coruña. Y creen que esta opción es la adecuada para que Alu Ibérica vuelva a ser “atractiva”.

Compartir el artículo

stats