Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avilés usará este año al menos cinco millones de los 16,3 que conforman el remanente

La negociación con Cambia Avilés y Ciudadanos empezará el lunes | La aprobación inicial del Plan de Movilidad se retrasa al Pleno de mayo

Los portavoces de Ciudadanos (Javier Vidal García), Cambia Avilés (Tania González) y el PSOE (Manuel Campa).

Los portavoces de Ciudadanos (Javier Vidal García), Cambia Avilés (Tania González) y el PSOE (Manuel Campa). Mara Villamuza

El gobierno avilesino pretende usar este año al menos cinco millones de euros de los 16,3 que conforman el remanente municipal. La modificación presupuestaria para incorporar ese dinero a las cuentas se abordará finalmente en el Pleno ordinario de este mes, que se ha retrasado al 23 de abril, y no en una sesión extraordinaria, como estaba inicialmente previsto. El plan pasa por ir incorporando nuevas modificaciones presupuestarias con cargo al remanente en plenos sucesivos en función de las necesidades que surjan.

El destino que se dará a esos cinco millones de euros se cocinará en la negociación que emprenderá el lunes la concejala de Hacienda, Raquel Ruiz, con los grupos que apoyaron el presupuesto municipal de 2021: Cambia Avilés (CA) y Ciudadanos (Cs). El gobierno avisó durante la negociación de las cuentas anuales que solo dialogaría sobre el uso de los ahorros municipales –tras el levantamiento de las reglas de estabilidad, techo de gasto y endeudamiento para los ejercicios 2020 y 2021– con aquellos grupos que dieran el “sí” al presupuesto del año en curso.

Que el gobierno llevaría una posición conservadora a esa negociación ya era sabido. “No se nos puede olvidar que 2022 y 2023 serán años donde las entregas a cuenta de los ingresos disminuirán y sobre los que aún no sabemos qué norma será de aplicación porque se está revisando. Por lo tanto, tenemos que ser prudentes y previsores. Por eso se reservará una parte del remanente a mantener la estabilidad presupuestaria”, explicó Raquel Ruiz tras la liquidación de las cuentas de 2020. En el último Pleno se dio luz verde a que casi dos millones del remanente (1.976.849 euros) se destinen a compromisos de inversión del año pasado (proyectos plurianuales de inversión sostenible) y a gasto en comedores escolares.

Finalmente no será en la sesión plenaria de abril en la que se aborde el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). Su debate y votación quedará pendiente para el de mayo. El elevado número de alegaciones presentadas, y la tramitación correspondiente, complica poder resolverlas antes del día 22, según explicaron fuentes municipales. El concejal de Movilidad, Pelayo García, iniciará la ronda de contactos con los grupos de la oposición para analizar las alegaciones la próxima semana.

Compartir el artículo

stats