DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP ve en la intervención de la SEPI en Alu Ibérica el modo de evitar su “desguace”

El alcalde de Gozón anima al Ministerio de Industria a que convoque la Mesa del aluminio: “La actividad de la empresa es vital”

Instalaciones de Alu Ibérica en San Balandrán.

Instalaciones de Alu Ibérica en San Balandrán. Ricardo Solís

El secretario general del Partido Popular (PP) en Asturias, el diputado regional Álvaro Queipo, apoya la petición del comité de empresa de Alu Ibérica en Avilés en favor de la actuación de la SEPI para arreglar este proceso de venta “fallido” de tal modo que se pueda evitar que la aluminera “solo sirva para el desguace” al que parece estar encaminada al estar “en manos de un propietario desaparecido”, señaló ayer por la mañana al término de su encuentro con la delegación del órgano de representación de los trabajadores. La semana próxima está prevista la última: con Foro.

Queipo reconoció que su partido está en contra de la intervención pública para salvar empresas en situación de riesgo, pero dada la “rocambolesca y surrealista” situación en la que se encuentra la planta de Avilés es necesaria, dijo, “la intervención de la SEPI”. A su juicio, es necesario que el Estado busque “un socio de futuro” para relanzar a esta empresa en un mercado del aluminio que está en alza y evitar que “al final caiga por el abismo en el que se encuentra”, tras pasar de producir 150.000 toneladas anuales a unas 20.000.

El diputado criticó el proceso de venta por parte de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y la de un Gobierno regional que, a su juicio, está “desaparecido”. En este punto coincidió con José Manuel Gómez de la Uz, el presidente del comité de empresa, que reclamó, de nuevo, una reunión o una declaración sobre la crisis del aluminio por parte del presidente del Principado, Adrián Barbón.

Posteriormente, la delegación del comité de empresa se trasladó al Ayuntamiento de Gozón donde les estaba aguardando su alcalde, el socialista Jorge Suárez. “La actividad de Alu Ibérica para el municipio es vital porque de aquí son muchos de sus trabajadores y porque la fábrica aporta mucho dinero al presupuesto”, destacó. Aseguró que los gestores de la fábrica “ni son empresarios, ni son nada” y animó al Ministerio de Industria a poner en marcha la Mesa del Aluminio.

Compartir el artículo

stats