Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Se intervino buscando el equilibrio y la ponderación", sostiene la Policía Local tras los desmadres en Galiana

Desalojar la calle en el momento de mayor afluencia "era imposible y podíamos haber generado un problema mayor", sostienen los agentes

Varios momentos de la noche en Galiana

Varios momentos de la noche en Galiana

"En Galiana se intervino buscando el equilibrio y la ponderación", defendió este lunes el jefe de la Policía Local de Avilés, Rafael Ángel Rodríguez, quien subrayó que en las labores de control y vigilancia de la céntrica calle este sábado se habían desplazado doce agentes, habida cuenta del esfuerzo que suponía para ellos el mismo fin de semana que se celebraba en la ciudad el Campeonato de España de Duatlón.

Las imágenes que trascendieron de esta tarde-noche a través de las redes sociales eran de aglomeraciones de jóvenes incumpliendo las medidas sanitarias para prevenir contagios por covid-19, sin mascarilla y sin distancia de seguridad en muchos casos. "Se está haciendo todo lo que podemos", defendió el responsable del cuerpo local quien dejó entrever que los medios son limitados. Ya el lunes de Pascua, fecha en que tradicionalmente se celebraba la Comida en la calle, los agentes de la Policía Local fueron asistidos por una unidad especial de la Policía Nacional, desplazada desde Oviedo. "Los medios son los que son y teníamos una prueba deportiva, con cortes de calles, que obligaba a un esfuerzo", señaló Rafael Ángel Rodríguez, quien dejó claro que la noche del sábado se realizaron "varias identificaciones" y se está trabajando para localizar a los jóvenes protagonistas del vídeo que ha dado la vuelta a Asturias y donde se evidencian varios incumplimientos. Una vez localizadas esas personas se procederá a la correspondiente propuesta de sanción, indicó el responsable del cuerpo local antes de advertir que en los desmanes de Galiana había "menores, y no tan menores". Haber desalojado todos los soportales de la calle Galiana, donde en el momento de mayor afluencia se estima que podían haberse reunido allí unas 400 personas, "era imposible y podíamos haber generado un problema mayor", apuntó Rodriguez.

"Tenemos las herramientas que tenemos, pero hay que valorar muy mucho las formas de intervención en situaciones de ese tipo, en las que tenemos a centenares de jóvenes con ganas de pasarlo bien. Tratamos de buscar un equilibrio entre solventar, en la medida en la que se puede, ese tipo de comportamientos sin crear uno mayor», explicó el jefe de la Policía.

Ante la situación que se produjo este pasado fin de semana en los soportales de la calle Galiana de Avilés, con la concentración de grupos de personas sin guardar las perceptivas medidas de seguridad, distancia social y uso de mascarillas, desde Otea Avilés han condenado estos hechos y lamentan que se produzca una situación "que responde únicamente a la falta de responsabilidad individual y no se debe vincular con la hostelería que, en su gran mayoría, cumple las normas de seguridad". Y añaden: "No es, ni puede ser, nuestra responsabilidad que se produzcan estas reuniones multitudinarias en la calle porque, además, resulta imposible intervenir para evitarlas".

Desde la Unión de Comerciantes de Avilés y Comarca (UCAYC) también quisieron salir al paso en esta polémica al asegurar que los cuerpos de seguridad del Estad "deberían prever esas situaciones de las que la hostelería no es responsable" y abundaron en la petición de responsabilidad "a todas las partes", pero "que quede claro que no pueden pagar justos por pecadores".

Compartir el artículo

stats