Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Madrid ve viable soterrar las vías entre La Grapa y el paso de Larrañaga, como defiende Avilés

Sin avances en el estudio informativo de la Ronda Norte, que el Ministerio se compromete ahora a licitar

Un tren de Renfe, a su paso por el centro de Avilés.

Un tren de Renfe, a su paso por el centro de Avilés.

El Gobierno central ve viable soterrar las vías a su paso por Avilés entre La Grapa y el final del parque del Muelle, como venía defendiendo el Ayuntamiento. El Ministerio de Transportes ha confirmado esta mañana a la alcaldesa Mariví Monteserín la viabilidad técnica de la propuesta municipal para la eliminación de la barrera ferroviaria. La alternativa modificará las vías entre Villalegre y la actual estación, con la completa eliminación de la barrera ferroviaria en superficie entre la plaza de Santiago López y el paseo de Larrañaga. En el encuentro celebrado en Madrid entre las administraciones central, autonómica y local ha trascendido que en los dos últimos años no se ha producido avance alguno en la otra gran infraestructura pendiente, la ronda para dotar al Puerto y al Hospital San Agustín de nuevos accesos. El Ministerio se ha comprometido a iniciar ahora la licitación para contratar el estudio informativo.

La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, se ha reunido esta mañana con el secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Infraestructuras, Movilidad y Agenda Urbana, Sergio Vázquez Torrón, quien ha confirmado que el Ministerio inicia la Fase II del estudio informativo del plan de vías que definirá con nivel de detalle suficiente las alternativas del soterramiento para la redacción final del Documento de Estudio Informativo. Incluirá el estudio de impacto ambiental como paso previo a su sometimiento a información pública. Este procedimiento dará lugar a la aprobación del Estudio Informativo y la Declaración de Impacto Ambiental que encargó el Ministerio a la ingeniería TRN Taryet por importe de 745.000 euros para poder avanzar en el proyecto final de supresión de la barrera ferroviaria de Avilés.

"Se confirma así la viabilidad de esta propuesta municipal, compartida también por el Gobierno de Asturias, que permite que la infraestructura ferroviaria soterrada pueda ejecutarse a una profundidad que contribuye a la viabilidad económica de la actuación y evita afecciones al sistema general de saneamiento", han comunicado fuentes municipales.

Esta opción incluye la integración de las vías en la trama urbana entre Villalegre y la actual estación de la avenida de Los Telares, con la completa supresión del trazado ferroviario en superficie entre la plaza de Santiago López y el paso de Larrañaga.

Las alternativas analizadas por el ministerio dividen la integración de la barrera en dos partes diferenciadas: por un lado, el desvío del trazado y su soterramiento entre la estación de Villalegre y la nueva estación intermodal, liberando así los terrenos de la nueva centralidad, y por otro, el soterramiento de las vías a su paso por el centro de Avilés, con el fin de abrirla a la ría, llegando hasta la estación actual y eliminando la barrera ferroviaria.

En el estudio informativo "están recogidas las propuestas que hicieron en su día los técnicos del Principado y del Ayuntamiento de Avilés. Han percibido que son las más viables y las más reales. A partir de ahí se inicia una nueva etapa, que consiste en llevar a cabo el trabajo del detalle de esa alternativa que es absolutamente compleja sobre todo en la parte del soterramiento- y del presupuesto para, a continuación, elevarlo a los informes técnicos medioambientales que son fundamentales en este proceso. Estamos ante procedimientos muy complejos y los que necesitamos es dar algún paso hacia adelante y eso es lo que hemos hecho hoy: un paso significativo hacia adelante", explicó Monteserín.

La Alcaldesa destacó que "conocemos muy bien nuestro territorio, las dificultades del trazado del saneamiento, la proximidad de la ría... Por eso en su día hicimos una propuesta que nos parecía viable técnica y económicamente, porque nos permitirá no soterrar tanto, Y hoy los técnicos de Transportes nos dicen que efectivamente es así".

A preguntas de los medios de comunicación, reconoció que "no nos gusta hablar de plazos porque son procedimientos y tramitaciones muy complejas y estamos hablando de una orografía muy complicada".

Los objetivos del Gobierno municipal pasan porque el transporte ferroviario y en autobús en Avilés siga siendo eficiente, que la estación intermodal mantenga su centralidad (se ubicará en la parcela del antiguo matadero, al inicio de la calle del Muelle) y que los 460 metros de trazado ferroviario que discurren paralelos al casco antiguo a lo largo del parque del Muelle queden libres de vías, que serán completamente subterráneas.

La concreción técnica de las alternativas que se incluirán en el Estudio Informativo que se someta a información pública es fundamental para avanzar en el desarrollo de la primera fase de otra de las grandes actuaciones urbanas de la ciudad: la Nueva Centralidad o la Isla de la Innovación. Esta primera fase (de las 3 previstas para un espacio total de 525.000 metros cuadrados) afectaría a los 30.000 metros cuadrados de suelo en el entorno del Centro Niemeyer, e incluye un vial de conexión con el PEPA para descongestionar el tráfico en el entorno del puente Azud , una conexión peatonal con el Centro Niemeyer y la dársena de San Agustín (muelle de cruceros) y parcelas para la instalación de nuevas empresas de ámbito tecnológico.

Avilés cuenta con un doble trazado ferroviario (ancho ibérico y ancho métrico) cuyas líneas discurren paralelas entre sí y a la ría en su trazado más urbano. Una vez finalizada la fase I del contrato de servicios de análisis de las alternativas, el siguiente paso es el desarrollo técnico de las alternativas factibles con el fin de someter el Estudio Informativo y su Estudio de Impacto Ambiental a información pública.

Nuevos accesos al Puerto

En esta misma reunión, el Ministerio se comprometió a iniciar la licitación para contratar el estudio informativo para la construcción de un nuevo acceso al Puerto de Avilés y al Hospital Universitario San Agustín de Avilés (HUSA). Una contratación que, en palabras de Monteserín, "toca en estos momentos, puesto que está en el Presupuesto y el ministerio está totalmente comprometido".

En este punto, insistió en que "tenemos un objetivo como ciudad y es que la nueva alternativa de penetración al Puerto por carretera resuelva también la conexión por carretera con el Hospital San Agustín. Y ese objetivo lo tenemos presente y lo comparte el Principado".

El 27 de marzo de 2018 las tres administraciones implicadas en este proyecto (Ayuntamiento de Avilés, Gobierno de Asturias y el entonces Ministerio de Fomento, con el popular Íñigo de la Serna al frente) firmaron sendos protocolos de colaboración para el desarrollo de la integración ferroviaria en Avilés y de la denominada Ronda Norte de acceso al Puerto. 

Esa misma primavera, el Pleno avilesino instó al Ministerio de Fomento (con los votos en contra del gobierno socialista y del PP) a analizar el planteamiento de los arquitectos Enrique y Marcos Balbín: aprovechar el soterramiento de las vías para enterrar también la ronda portuaria. Esa opción, como publicó este periódico, hace ya tiempo que está descartada.

Cambia Avilés (confluencia de Podemos e IU en el Ayuntamiento de Avilés, partidos que entonces demandaron analizar el soterramiento de la arteria portuaria como alternativa a la ronda norte) recuerda que "el Pleno aprobó estudiar distintas alternativas para eliminar el tráfico portuario junto al plan de vías, entre las que se incluye el soterramiento del tráfico rodado aprovechando las obras de soterramiento de las vías del tren". "Sería grave que el Ministerio no estudiase esa opción y no la haya informado. Si es cierto que los técnicos han descartado esta opción por su elevado coste, deberían informar detalladamente del coste de todas las opciones, pero entonces también deben informar del coste que tendría la Ronda Norte", ha indicado su portavoz, Tania González.

Para Cambia Avilés, la Ronda Norte supondría una nueva barrera estructural en la ciudad, con un mayor impacto ambiental y social. "Hacer una ronda por las parroquias rurales de Avilés es acabar con el poco espacio verde que nos queda y dividir la ciudad en dos. Es una infraestructura de un urbanismo del pasado, cuando todo se solucionaba con rondas que partían las ciudades en dos. Además, no soluciona el problema de eliminar la barrera de tráfico entre el Niemeyer y el casco histórico, como sí lo haría el soterrramiento conjunto", ha añadido González Peñas.

Cambia Avilés ha solicitado una reunión y toda la información disponible sobre la reunión de esta mañana en Madrid al portavoz del gobierno local, Manuel Campa.

 

Compartir el artículo

stats