Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arde en la calle Piqueros la vivienda de José Francisco Álvarez Busto, el cartelista de la Casa de Cultura

El inmueble permanecerá cerrado hasta que se derribe parte del inmueble afectado para garantizar su seguridad

Bomberos en el lugar del suceso

Bomberos en el lugar del suceso

Esta mañana ha quedado cortado al tráfico el tramo de la calle Piqueros comprendido entre las calles Leopoldo Alas y María de Maeztu (acceso al Pabellón de Exposiciones de La Magdalena) debido a un incendio producido a primera hora en el número 4 de la citada calle Piqueros. Fue la residencia de José Francisco Álvarez Busto, el cartelista de la Casa de Cultura, institución en la que había empezado a trabajar a comienzos de los años 80

Este cierre al tráfico se mantendrá hasta que se produzca el derribo de parte del inmueble incendiado y el desvío provisional del cableado de telefonía y electricidad. 

Las personas que circulen desde Avilés hacia Villa son las más afectadas por el corte y deberán utilizar vías alternativas a través Corvera e Illas. Tanto el corte como los desvíos están debidamente señalizados. 

La afectación al punto de vacunación y autocovid ubicado en el Pabellón de La Magdalena fue prácticamente nula puesto que la Policía Local habilitó el doble sentido de circulación en María de Maeztu para facilitar el acceso al recinto, que dejará de funcionar este jueves como espacio de dispensación de la vacuna frente al COVID y realización de pruebas PCR (se traslada al Pabellón del Complejo Deportivo Los Canapés). Una vez que se produzca este traslado, la Policía Local valorará nuevas alternativas para la circulación de vehículos. 

No es el primer incidente que afecta al inmueble de Piqueros 4. Los servicios técnicos municipales abrieron un expediente sobre su mal estado en noviembre de 2019, con varios requerimientos a la propiedad: cierre de puntos de accesos al interior desde la vía pública, tapiado de los huecos de la vivienda, remates con carga y pintura, cierre del portón del garaje-almacén y cierre de las balconeras. El último de estos requerimientos tiene fecha de este mes de febrero. Ninguno de ellos fue atendido y ahora el Ayuntamiento ejecutará de urgencia el derribo y los tapiados necesarios para garantizar la seguridad.

Compartir el artículo

stats