Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lolo Remeseiro Coctelero

Lolo Remeseiro, coctelero: “La hostelería ha de reinventarse y adaptarse, a 2019 no vamos a volver”

“Hay una tendencia que venía de antes de la pandemia, de apenas salir de noche, pero ahora se ha impuesto a la fuerza”

Lolo Remeseiro.

Lolo Remeseiro. M. León

Lolo Remeseiro es madrileño de nacimiento y asturiano de adopción desde hace algo más de una década. Domina el arte del cóctel y ayer fue el encargado de impartir un curso a un grupo de miembros de la Ucayc, en su sede de la calle Libertad. Remeseiro también ha sido jefe de compras de importantes negocios y multinacionales, entre otros puestos.

–La pandemia ha pasado una notable factura a la hostelería. ¿En qué ha cambiado el sector hostelero?

–De diferentes maneras y con un peso económico importante. Hemos sufrido restricciones, cierres totales, parciales, recortes de horario y ningún apoyo. Además, siguen los impuestos y cargas. Con estos recortes es complicada la viabilidad. También ha afectado en el plano psicológico y social, vivimos en una incertidumbre es porque no sabemos qué ocurrirá a partir de mañana.

–¿Cómo encara el futuro la hostelería con esta situación?

–Tenemos que reinventarnos para una pseudonormalidad, a 2019 no vamos a volver. Los cambios se han acelerado y se han impuesto a golpe de decreto ley. La pandemia nos ha dado un golpe de realidad. Por eso hay que aprovechar el momento, ‘carpe diem’, porque de un día para otro te cambia la vida. Ahora mismo no podemos dar nada por sentado.

–¿Adaptarse por ejemplo con cócteles?–

Nos enfocamos en tres grandes frentes: el vermú, la gastronomía con las comidas y cenas, cuando dejen, y el ‘tardeo’. Los cócteles y combinados pueden ayudar a tener una oferta completa bien sea en un bar de barrio o en el centro de la ciudad. Puede haber tardes muy buenas.

–¿Volveremos al ocio nocturno?

–Soy optimista pero en este caso estoy bastante preocupado, no le veo margen de maniobra a corto plazo. Tras algo más de año y medio de pandemia, la situación ha cambiado. Hay una tendencia que venía de antes, la noche quedará para los más jóvenes hasta 27 años, aproximadamente. Últimamente estamos viendo que la gente prefiere aprovechar la mañana, bebe lo mismo y, a las nueve o diez, ya está en casa. Ahora esta tendencia la impusieron a la fuerza.

–Ha mencionado los nuevos puntos fuertes de la hostelería durante la pandemia: el vermú, comida y tardeo. ¿Un cóctel para esos momentos?

–Uno amargo para el aperitivo sienta muy bien para abrir el apetito, pero eso depende mucho de los gustos de la clientela. Ellos piden y me adapto a sus gustos. Los cítricos tienen muchas posibilidades y los dulces son un clásico.

–Y desde un punto de vista personal, ¿cuál es su cóctel durante la pandemia?

–Cada trago tiene su momento, pero el Margarita es mi trago covid-19.

Compartir el artículo

stats