Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Ministra enfada a los pescadores al negarles prioridad en las vacunas

“Un barco puede ser una burbuja segura, pero también una trampa para contagios”, defienden los profesionales de la mar

Descarga de merluza del pincho en el muelle pesquero de Avilés. | Ricardo Solís

Descarga de merluza del pincho en el muelle pesquero de Avilés. | Ricardo Solís

La “insensibilidad” de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, sobre la problemática que adujeron los pescadores y otros profesionales de la mar para ser tenidos en cuenta como colectivo preferente para recibir la vacuna del covid enfada a sector, que insiste en la existencia de “razones objetivas” que aconsejan su inmunización prioritaria.

Darias manifestó hace días a preguntas de los periodistas que el Instituto Social de la Marina (ISM) “estará en disposición de vacunar a los marineros”, tal y como solicitaron los pescadores al ser ese el organismo específico que vela por su salud. Pero hasta ahí la satisfacción a las demandas del colectivo, porque según la Ministra los profesionales de la mar se vacunarán “según la estrategia de vacunación, cuando les toque, en el turno que les toque y con la vacuna que les toque”.

Esas declaraciones alejan una vez más a los marineros de la protección frente al covid-19 y han generado enfado entre los pescadores asturianos, además de porque suponen una negativa a sus pretensiones por la contundencia y el tono “áspero” de las mismas. “Diga lo que diga la Ministra, las razones que exponemos los pescadores y que respaldan todas las asociaciones nacionales significativas del sector son objetivas y de puro sentido común”. Defendió Adolfo García Méndez, presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Asturias.

Esas “razones” son, fundamentalmente, el riesgo que entraña un barco (un espacio confinado) como foco de contagios –en caso de vacunación sería todo lo contrario: una burbuja de máxima seguridad–, la dificultad que tendrían los miembros de las diferentes tripulaciones para acudir a las citas de vacunación si se programan sin previsión, el hecho de que de trata de un sector envejecido y la consideración del sector como “esencial” al ser proveedor de alimentos.

Para más escarnio, el País Vasco ya ha iniciado la vacunación de sus pescadores y Galicia ejerce presión, de momento sin éxito, ante el Gobierno central habiendo llegado a ofrecer la derivación de vacunas para inmunizar al sector de la pesca. Asturias apoya la reivindicación de la flota y destaca por ser la única comunidad que realiza test de covid a los tripulantes de los barcos de altura para garantizar su salud cuando zarpan.

Compartir el artículo

stats