Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Olvap y Ennah saltan del libro a las calles de Avilés para promocionar el Camino de Santiago

Pablo Riestra y Anna Bujnowska recrean los personajes de una novela fantástica ambientada en Asturias y el Camino

Pablo Riestra y Anna Bujnowska con sus llamativos atuendos en El Parche y bajo estas líneas, junto ala calle La Fruta.

Pablo Riestra y Anna Bujnowska con sus llamativos atuendos en El Parche y bajo estas líneas, junto ala calle La Fruta. Mara Villamuza

“Sairutsa” es Asturias al revés y también el mundo mágico que ha creado Pablo Riestra en su libro “El Peregrino. Los magos de la luz blanca”. Dos de esos personajes de la publicación saltaron de la exposición de ilustraciones del palacio de Valdecarzana a la calle para, de paso, promocionar el Camino de Santiago. Riestra se metió en el papel del “Príncipe del bien. Olvap” y su pareja, Anna Bujnowska, hizo de Ennah, y ambos pasearon por el entorno del Parche y del palacio de Valdecarzana para dar un paso más en la promoción del libro. Además, Riestra volverá a Avilés el próximo verano para presentar la publicación que “se trata de una novela de fantasía ambientada en Asturias a través del Camino de Santiago” en el festival literario Celsius 232.

La relación de Riestra con el Camino es incluso de amor. Es más, conoció a su pareja, de origen polaco, en Burgos cuando ambos se dirigían a la capital gallega. Riestra es cubano de nacimiento aunque de origen asturiano. Por aquel entonces vívía en Estados Unidos, se desplazó desde Nueva Jersey a España para la dura caminata por el norte del país. En una de esas etapas conoció a Anna Bujnowska. Y desde entonces permanecen unidos, también para viajar al mundo medieval como hicieron ayer por las calles de Avilés “con unos atuendos que encajan con la ciudad”, apostilló Riestra, que es arquitecto y artista plástico y visual, y con “El Peregrino. Los magos de la luz blanca” ha construido su primera obra literaria, en la que ha querido profundizar en una de sus pasiones, el Camino aderezada con fantasía y con presencia de seres mitológicos. “Ennah” y “Olvap” pasearon por el casco histórico de Avilés, por Rivero, La Ferrería, el parque Ferrera y El Parche con sus lucidos vestidos para animar a visitar la exposición que se puede admirar hasta hoy en la planta baja del palacio de Valdecarzana.

Ennah y Olvap, ayer, por el casco histórico avilesino. Mara Villamuza

La muestra incluye cuarenta ilustraciones de artistas internacionales que enseñan pasajes del libro y además hay ocho rollup y varios elementos corpóreos, extraídos de la novela. En su obra, Riestra plantra un viaje fantástico en el que hay una amenaza de las denominadas fuerzas del Caos. El autor que escribió las seiscientas páginas del libro a razón de doce horas diarias durante seis semanas se mete dentro de la obra, juega con pueblos y ciudades asturianas e incorpora elementos fantásticos, como los que quizá a más de uno llegó a evocar ayer al ver a una pareja con vestidos de otros tiempos en pleno camino por la Villa.

Los horarios para visitar la exposición son de mañana y tarde, de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00 horas.

Compartir el artículo

stats