Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elsa Peña | Directora del colegio El Vallín de Piedras Blancas

“La pandemia nos da lecciones sobre la necesidad de asumir actitudes colaborativas”

“Un inconveniente a destacar es que a veces tenemos una red que no siempre funciona y ordenadores obsoletos”

Elsa Peña. | Mara Villamuza

Elsa Peña. | Mara Villamuza

Elsa Peña es la directora del colegio El Vallín, ubicado en Piedras Blancas.

–¿Qué ha cambiado este año en las aulas?

–Un cambio principal en las aulas es que han pasado a ser grupos burbuja de menor tamaño, en donde el alumnado se relaciona esencialmente con sus compañeros de clase, tanto en las diferentes sesiones como en recreos... Implica aspectos positivos como que la ratio de alumnado por grupos-aula ha bajado, creándose grupos covid financiados por el Fondo Social Europeo. Pero también aspectos menos favorables como que se limita el desarrollo social de nuestro alumnado o que no hay actividades complementarias que son muy enriquecedoras en el currículo.

–¿Cómo se está adaptando el equipo docente a las nuevas medidas?

–Considero que el profesorado ya se había adaptado previamente durante el periodo de confinamiento, el cual fue comunicado de forma abrupta sin posibilidad de hacer una buena planificación. En la actualidad, nuestro claustro ha sabido conjugar enseñanza presencial y no presencial para momentos de confinamiento puntuales de algún aula o alumnado. Se puede decir que tenemos la suerte de tener un profesorado con buena disposición, implicado y sensible a mitigar situaciones de desventaja del alumnado más vulnerable.

– ¿Y los alumnos?

–El alumnado nos ha dado toda una lección. Son muy responsables y las normas derivadas de la crisis sanitaria las han asumido con una gran naturalidad y madurez. De hecho y por supuesto siempre teniendo como prioridad la seguridad de nuestro alumnado y claustro, hemos desarrollado acciones solidarias como “Un kilómetro, un kilogramo”, una exposición de “La mujer y la niña en la ciencia”, e incluso estamos llevando a cabo el desarrollo de proyectos que teníamos planteados. Todas estas acciones en ningún caso están derivando en tener que confinar a alguna clase, gracias a la responsabilidad del alumnado y profesorado.

–¿Están preparados para las nuevas formas de educación vía online?

–Creo que los centros y el profesorado nos estamos preparando con la puesta en práctica de planes de digitalización. Por ejemplo nuestro plan incluye qué conocimientos Tic-Tac (Tecnología de la Información y la Comunicación y Tecnologías del aprendizaje y el conocimiento) debe ir adquiriendo nuestro alumnado desde infantil de 3 años hasta sexto de Educación Primaria; o la formación que estamos recibiendo el profesorado en cuestiones de apps educativas, gamificación... Un inconveniente a destacar es que a veces nos encontramos, ante una red que no siempre funciona, ordenadores obsoletos... y todo ello entorpece el uso de las Tic-Tac en nuestras aulas.

–¿Cómo está siendo la colaboración con las familias en este proceso?

–Afortunadamente las familias están siendo colaboradoras, porque perciben que los centros escolares son lugares seguros. En especial señalar que tenemos una Ampa muy comprometida con el centro, lo que nos facilita nuestro trabajo. Esta percepción positiva es gracias a que los centros escolares cumplimos con el plan de contingencia y nos adaptamos a las recomendaciones sanitarias. En definitiva, la pandemia nos está dando ciertas lecciones en cuanto a lo vulnerables que somos y la necesidad de asumir actitudes colaboradoras entre todos y todas.

Compartir el artículo

stats