Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gozón

Pilar Fernández sopla 104 velas ya vacunada

La gozoniega celebra su cumpleaños en Zeluán tras el de 2020, en pleno estado de alarma, confinada en Gijón con un hijo

Pilar Fernández Artime, ayer en su casa de Zeluán.

Pilar Fernández Artime, ayer en su casa de Zeluán. AA. VV. “Enlaze”

Vacunada contra el covid desde hace más de un mes y con buena salud para su edad, la gozoniega Pilar Fernández Artime, sopló ayer 104 velas, en su casa de Zeluán. Pilar nació en Manzaneda, en 1917, el año de la Revolución rusa y cuando, según la historia, a los pastores Jacinta, Francisco y Lucia se les apareció la virgen de Fátima. Cuando se casó, se traslado a vivir a San Juan de Nieva (Gozón) y desde los 58 años reside en Zeluán. La asociación de vecinos “Enlaze” de Laviana felicitó ayer, como todos los años, a la vecina más longeva de Zeluán.

La centenaria vecina se casó con el también gozoniego César Fernández, muy conocido en la comarca porque estuvo al frente del astillero de San Juan y además, durante años fue el responsable de la barca “La Aldeana”, una de las que transportaban a bañistas desde Avilés a la playa de San Balandrán, cruzando la ría. Ese paso de la ría en barca era un atractivo para los avilesinos cuando llegaba el buen tiempo y se podía disfrutar de los arenales –cuando estaban en buen estado– “del otro lado de la ría”.

Los barqueros eran generalmente los vecinos que tenían la barca para salir a pescar y, durante el verano aprovechaban para llevar a los avilesinos y bañistas de otras zonas de la comarca desde Avilés hasta el otro lado del estuario para disfrutar de una jornada en la playa de San Balandrán.

El Estado de Alarma que sufrimos los españoles de mayo a junio de 2020, lo pasó Pilar Fernández en Gijón, en casa de su hijo Aniceto Fernández Fernández. Aunque al principio se resistió a abandonar su casa, finalmente cedió. Pero con la mejora de la pandemia y tras estar vacunada con las dos dosis, Pilar ha vuelto a Zeluán donde también reside su otro hijo, Antón Fernández.

“Pilar es una vecina increíble, no le gustan nada los homenajes pero los vecinos siempre la felicitamos”, señaló Agustín García, presidente de “Enlaze” la asociación vecinal de la parroquia de Laviana. Además es la feligresa más anciana y ejerce como tal.

Compartir el artículo

stats