Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rebajan hasta la mitad el precio del suelo en el PEPA para completar el área empresarial

El coste de las parcelas se mueve entre los los 76 y 160 euros por metro cuadrado | El nivel de ocupación actual del polígono es del 96%

El área empresarial de La Loba, donde quedan siete parcelas disponibles.

El área empresarial de La Loba, donde quedan siete parcelas disponibles. Mara Villamuza

La sociedad que gestiona el Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA), Sepides, mantiene a la baja los precios de las once parcelas que quedan a la venta en el polígono y en La Loba, en la falda de Valliniello. La horquilla oscila entre los 100 y 160 euros el metro cuadrados y las rebajas se mueven entre el 9 el 46% respecto a los precios del año pasado. El consejo de administración de la sociedad dio ayer luz verde a la actualización de precios de las últimas parcelas disponibles: ocho de uso industrial y dos de uso terciario. Los 725.081 metros cuadrados de superficie que suman el PEPA y el área de La Loba se encuentran a un nivel de ocupación del 96 por ciento.

Son ocho las parcelas de uso industrial que mantiene en cartera Sepides. Suman casi 24.300 metros cuadrados de superficie. La de mayor tamaño, con sus 14.140 metros cuadrados, es la que más se ha rebajado. Está situada entra la avenida de la Siderurgia y el Fondo de Valliniello y cuesta ahora menos de un millón (992.000 euros, un 46,4% menos que hace tan solo unos días, cuando había que pagar por ella 1,8 millones). El precio del metro cuadrado ha pasado en este caso de 130 a 70 euros. Cabe destacar que esa parcela (la P-6) no cuenta con servicios de suministro (no dispone de alcantarillado, luz, etcétera).

En el PEPA solo quedan otras dos parcelas de uso industrial disponibles y de dimensiones reducidas, con 1.501 metros cuadrados cada una. Se encuentran entre las avenidas del Zinc y del Aluminio y cuestan 165.000 euros (100 euros el metro cuadrado). Se han rebajado un nueve por ciento.

El resto de terrenos a la venta se encuentran en La Loba. Son ocho parcelas, dos de uso terciario y el resto para fines industriales. En cuanto estas últimas, las situadas en la zona más alta de La Loba tienen entre 1.623 y 1.458 metros cuadrados de superficie y cuestan 100 euros el metro cuadrado (se han rebajado un nueve por ciento, costaban 110).

En la zona donde se habilitó un aparcamiento que utilizan los trabajadores de la compañía tecnológica DXC están disponibles otras dos parcelas industriales: la de menor superficie está a la venta ahora por 166.000 euros (100 euros el metro cuadrado, cuando estaba a 110) y la mayor, de 6.430 metros cuadrados, cuesta un millón (se ha rebajado un más de un 15%).

Los terrenos de uso terciario se encuentran entre esa zona de aparcamiento y la carretera al faro (la AS-328). Con 3.900 metros cuadrados de superficie cada una, su precio se aproxima a los 700.000 euros (160 euros el metro cuadrado, frente a los casi 176 del último año).

Más de seis millones de euros se invirtieron en el desmonte de la loma conocida como La Loba, en la parroquia de Valliniello, y en la posterior urbanización del área. La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (la SEPI), puso en venta las 18 parcelas de esta zona de expansión del PEPA en 2009, a 180 euros el metro cuadrado. El inicio de su comercialización comenzó con lo más duro de la anterior crisis económica, la financiera. Ahora, doce años después, las que quedan se venden a unos 100 euros el metro cuadrado.

Sepides no solo rebaja precios para dar salida a lo que le queda por vender, sino que también está agilizando los procedimientos para la presentación de ofertas y la adjudicación de las parcelas. “Antes había un periodo de dos meses para recibir ofertas y una vez transcurrido el plazo se valoraban las recibidas. Ahora se pueden recibir ofertas desde que se publica el anuncio y hay un plazo de diez días por si alguien quiere mejorar la oferta presentada. Si no hay una alternativa, se adjudica”, explicaron desde la sociedad. Antes habían interesados que tenía que esperar más de dos meses hasta que se le adjudicara una parcela.

Compartir el artículo

stats