Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Acusada de lesiones y daños por agredir a una fotógrafa en un acto de Vox

Los hechos, juzgados ayer, se produjeron en 2018 en la presentación del partido en Avilés

La agresión que sufrió en diciembre de 2018 una fotoperiodista que estaba cubriendo el acto de presentación del partido Vox Avilés quedó ayer visto para sentencia. La Fiscalía pidió una condena de multa y el pago de una indemnización de 400 euros para la presunta agresora (por los daños que sufrió el equipo fotográfico). También solicitó la libre absolución para la profesional, a la que representa la letrada Teresa Domínguez.

Los hechos, que fueron expuestos ayer en el palacio de justicia avilesino, se produjeron en diciembre de 2018 en una sala de celebraciones de la calle Galiana. La presunta agresora, vecina de Madrid, protagonizó un forcejeo con la fotógrafa, le rompió el jersey, le tiró de los pelos y se llevó su equipo fotográfico, que acabó recuperando un compañero, según recoge la denuncia que presentó ese mismo día la trabajadora, que estaba cubriendo la presentación del partido en Avilés. El altercado se produjo pocos minutos antes del inicio del acto.

La presunta agresora también denunció a la profesional y pidió en el juicio celebrado ayer que se la condenara por un delito leve de lesiones al pago de una multa y de una indemnización. La mujer presentó un parte médico para intentar probar que estuvo 14 días impedida por una contractura lumbar y en el muslo izquierdo. Domínguez argumentó que esa lesión es compatible con un movimiento brusco y que su clienta lo único que hizo fue defenderse de la mujer, que presuntamente quería que la profesional borrase las fotos que había hecho por si salía en ellas. “No tengo fotos ni de mi boda”, dijo ayer en el juicio, según explicaron fuentes próximas al caso.

Un testigo aseguró que vio cómo agarraban a la fotoperiodista de los pelos y la sacaban del local de forma agresiva.

Compartir el artículo

stats