Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amenaza con una navaja a un anciano y acaba detenido tras insultar a los agentes

Arrestan a un joven por robar un coche, conducir ebrio, sin carné y junto a una chica que escapó de un centro de menores de Oviedo

Un coche de la Policía Local, en Sabugo.

Un coche de la Policía Local, en Sabugo. Mara Villamuza

Tras amedrentar a una personas de edad acabó encarándose con los agentes que acudieron al lugar de los hechos. Sucedió el martes, a las 18.30 horas. La Policía Local de Avilés detuvo en la calle Luz Casanova, en el barrio de Sabugo, a un hombre de mediana edad por haber amenazado presuntamente con una navaja a otro mayor. Los hechos se habían producido unos minutos antes, en la calle de La Cámara. Los agentes atendieron la llamada al 092. De allí salieron con una descripción física.

Tras realizar una búsqueda por la zona en la que se produjo el delito denunciado, los agentes localizaron a un varón de 45 años. Le pidieron explicaciones entonces, pero no las dio. Tampoco se quiso identificar. Lo que sí que hizo fue proferir insultos y amenazas a los policías que le habían parado de tal modo que los agentes determinaron entregarle en la comisaría de la Policía Nacional, que se encargó de hacer el correspondiente atestado.

El martes también fue el día en que los agentes avilesinos realizaron varios controles de alcohol y drogas. De estas acciones, sancionaron a dos personas en vía administrativa: dos conductores que lo habían sido bajo las influencias del alcohol.

Y la noche del martes también detuvieron a un chico de 18 años por una concatenación de presuntos delitos: conducir un coche robado, hacerlo sin permiso oficial y, además, dar positivo en el test de alcoholemia. Esto sucedió pasadas las diez de la noche del martes, en la avenida de Cervantes.

El robo del coche que conducía se había producido poco antes y lo había facilitado el hecho de que tuviera puestas las llaves. Se da la circunstancia de que cuando los agentes registraron al detenido le encontraron otro juego de llaves correspondiente a otro coche robado, en esta ocasión, en el barrio de La Carriona. La aventura que los agentes dieron fin tuvo como protagonistas del epílogo a los menores que acompañaban al conductor. Una de ellas se había fugado de un centro de Oviedo y hasta allí lo devolvieron. La otra fue entregada a sus padres.

Compartir el artículo

stats