El Ayuntamiento de Avilés finalizará hoy jueves la entrega de 45 medidores de C02 (fórmula química del dióxido de carbono) a los 14 centros educativos públicos que lo solicitaron previamente. De este modo se da respuesta a una demanda expresada por la comunidad educativa de diferentes colegios y escuelinas de la ciudad, así como al compromiso adquirido por el Gobierno local, respaldado en el acuerdo presupuestario con el grupo Ciudadanos, que incluye una partida para este fin. Los centros receptores de estos medidores son las escuelas de Educación de Primer Ciclo de Educación Infantil de El Quirinal, La Magdalena y La Toba; y los colegios de El Quirinal, La Carriona-Miranda, La Toba, Llaranes, Marcelo Gago, Marcos del Torniello, Palacio Valdés, Poeta Juan Ochoa, Versalles, Villalegre y Virgen de las Mareas. La compra se ha realizado a través de un contrato menor adjudicado a la empresa Smartcare Services SL, por un importe de 5.355 euros, tras haberse solicitado ofertas a un total de cuatro empresas.

La compra de estos medidores tiene su origen en las reuniones periódicas que desde el Servicio de Educación se vienen manteniendo con las direcciones de los colegios públicos y las AMPAs de Avilés. "Fuimos conocedores de la incertidumbre y las dudas que tenían sobre el tema de la ventilación en las aulas, de la compra y del uso de los medidores de CO2 y de los purificadores, así como de la necesidad de recibir asesoramiento por parte de personas expertas", explica la concejala de Educación, Nuria Delmiro.

Así, y dado que cada centro tenía dudas respecto a la singularidad propia de sus aulas, el Servicio de Educación se comprometió a colaborar, partiendo del asesoramiento por personas expertas, para conocer cómo afrontar la compra de los medidores de CO2, siguiendo las recomendaciones de las guías emitidas por las Consejerías de Salud y de Educación del Principado de Asturias.

Los nuevos medidores de dióxido de carbono

Para conocer las inquietudes de las direcciones y las AMPAs se creó un formulario a través del cual hicieron llegar diferentes dudas y necesidades. Nuevamente, el Servicio de Educación se puso en contacto con el departamento de Salud Laboral de la Consejería de Educación, así como con Prevención de Riesgos Laborales del Principado de Asturias y, ellos a su vez, con el Instituto Asturiano de Prevención. Se creó un trabajo colaborativo y en red, valorado muy positivamente por parte de la Consejería, dado que a pesar de que desde la administración regional se estaba dando respuesta a las preguntas que les llegaban puntualmente desde algunos centros, el hecho de recoger de primera mano las formuladas por las direcciones y AMPAs de Avilés, a través de un formulario, facilitó la labor de coordinación y respuesta, explicaron fuentes municipales.

A su vez, el Instituto Asturiano de Prevención facilitó formación específica a los centros educativos de la ciudad, mientras que está en elaboración un informe conjunto con el departamento de Salud Laboral de la Consejería de Educación de respuesta a las dudas planteadas por las AMPAs.