Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desbloqueado el plan para edificar en el solar en ruina que afea la plaza de España

La parcela pasará a manos del Ayuntamiento, para que construya Ruasa, y los propietarios se quedarán con el bajo del futuro inmueble

Solar en ruinas en el número 10 de la plaza de España de Avilés.

Solar en ruinas en el número 10 de la plaza de España de Avilés.

Acuerdo entre el Ayuntamiento de Avilés y los propietarios del solar ruinoso del Parche para poder edificar, al fin, en un espacio que presenta una imagen sonrojante desde hace al menos quince años. La parcela del número 10 de la plaza de España pasará a ser de propiedad municipal, con el objetivo de que construya en ella la empresa pública Rehabilitaciones Urbanas de Avilés (Ruasa) después de que varios promotores se interesaran por la propiedad sin llegar a acuerdo alguno. Según fuentes próximas a la propiedad, los dueños del solar se quedarán a cambio con el bajo del futuro inmueble.

En medios próximos a las negociaciones sostienen que solo resta la firma para ratificar el acuerdo. Este incluye que si Ruasa no entrega el bajo a los actuales dueños de la parcela en un plazo máximo de tres años desde la ratificación del pacto, éstos percibirán una mensualidad equivalente al alquiler de un local de similares características en el casco histórico. No obstante, acabar con la “caries” del Parche resulta de “máxima prioridad” para el gobierno local, por lo que se confía en poder acabar el edificio antes de esos 36 meses.

Como informó este periódico, las negociaciones están avanzadas hace tiempo, si bien la firma del acuerdo aún no se ha producido porque estaban pendientes de resolver unas cuestiones técnicas relacionadas con la escritura y el catastro por unas diferencias en una superficie mínima que afecta a unos cinco metros cuadrados del fondo de la parcela, según las mismas fuentes.

El destino que se dará al edificio aún es una incógnita, si bien el gobierno socialista viene defendiendo su intención de impulsar pisos en el casco histórico con la ejecución del II Programa de Edificación Forzosa. Este incluye once solares, entre ellos el número 10 de la plaza de España, que afea el corazón de la Villa del Adelantado desde hace al menos tres lustros.

Fue el 6 de febrero de 2006 cuando el entonces concejal de Infraestructuras y Licencias Urbanísticas Fernando Díaz Rañón (IU) declaró en estado de ruina el número 10 de la plaza de España y ordenó a la propiedad que procediera a la demolición controlada del edificio, trabajos que concluyeron tres meses después.

Los dueños del solar llegaron a pleitear con el Ayuntamiento para intentar que la parcela quedase fuera de II Programa de edificación forzosa municipal. Una magistrada concluyó hace dos años que los propietarios, con licencia desde 2009 para construir viviendas, incumplieron su deber de edificar.

Fue en noviembre de 2008 cuando se acordó por decreto el inicio del procedimiento de declaración de edificación forzosa en el solar y la propiedad. La concejalía de Medio Ambiente y Servicios Urbanos concedió en febrero de 2009 una prórroga de dos meses para el cumplimiento del deber de edificación. Pero pasado ese periodo, los propietarios seguían sin solicitar licencia para edificar. La petición llegó finalmente en junio de 2009, una solicitud de permiso para construir un edificio con seis viviendas y local comercial. La junta de gobierno local le dio luz verde el 14 de diciembre de ese año. Pero no se movió una piedra. La misma junta de gobierno declaró la caducidad de la licencia cuatro años después, en febrero de 2013.

Hubo nuevas peticiones de ampliación y prórrogas concedidas, tres entre 2015 y 2016, y una vez finalizados todos los plazos en enero de 2017, la propiedad no inició las obras. De ahí que al iniciarse el II Programa de edificación forzosa se incluyese el solar del Parche, una decisión que los afectados recurrieron a los tribunales y perdieron.

Finalmente no habrá expropiación forzosa tras el acuerdo al que han llegado los propietarios y el Ayuntamiento, que quiere promover cuando antes la construcción de un edificio para acabar con el lamparón urbanístico que afea la plaza de España.

Compartir el artículo

stats